agosto 12, 2022

Periodistas Sin Censura

La Otra Cara de la Noticia

Clara Luz Flores Carrales, ¿Relacionada con el caso de Elvia Liliana Hernández?

 

 

 
*Los sujetos que secuestraron, violaron, quemaron e intentaron matar a la joven de 23 años de edad, en Pesquería, Nuevo León, trabajan para la secta NXIVM
*Uno de ellos fue identificado como Eduardo Támez y se desempeña como jefe de los «cuidadores» de las chicas que son reclutadas para ofrecer sus servicios sexuales 
*Cabe recordar que de acuerdo con informes, Clara Luz se desempeñaba como «entrenadora» en dicha agrupación
*Señalan a «El Jaguar», como uno de los clientes asiduos y preferidos de «Nexium»
PLUMA FUENTE
JUAN BERMÚDEZ
 
 
 
 
El peor error que ha cometido el presidente Andrés Manuel López Obrador en lo que va de su administración, es haber incluido en su gabinete a Clara Luz Flores Carrales, como titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y en corto plazo podría arrepentirse de eso; toda vez que es del dominio público que la nueva funcionaria federal tiene un oscuro, pero muy oscuro pasado así como estrechos nexos con grupos (disfrazados de sectas) del crimen organizado.
 
 
                                                                           
 
Diversos medios periodísticos han señalado que Clara Luz se desempeñó como «entrenadora» y que ahora tiene el grado de «prefecta» de la secta NXIVM (se pronuncia Nexium) enfocada al tráfico sexual y la estafa, aún liderada por Keith Raniere, quien fue detenido en 2018 cuando se encontraba en su mansión de Puerto Vallarta, México y actualmente se encuentra en una prisión de los Estados Unidos, donde purga una condena de 120 años que le dictó el El juez Nicholas G. Garaufis del Tribunal Federal de Distrito en Brooklyn, Nueva York.
 
 
De acuerdo con informes proporcionados por gente que conoce a Clara Luz Flores desde hace años, –aquí no aseguramos nada-  ella como «segunda de a bordo» sigue manejando esa secta en «lo oscurito» y una posible prueba es lo que sucedió en el caso de Debanhi Escobar Balzaldúa, quien mediante engaños, fue reclutada por Jehieli Sarahi L. e Ivonne Alejandra R, brazos derechos de la nueva titular del SESNSP.
                                                                       
Quien abiertamente relacionó a Clara Luz con la secta (Nexium) fue precisamente Mariana Rodríguez Cantú, ex modelo, empresaria y esposa del actual gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, al escribir en sus redes sociales: «Bye, Clara Luz. Ella es la candidata de Morena para Nuevo León. Qué horror”.
Y compartió, a través de sus historias, un fragmento de la entrevista que Keith Raniere, le realizó a Clara Luz Flores, cuando era candidata de MORENA por la gubernatura de dicha entidad.
 
                                                                                   
Mariana Rodríguez –quien por cierto también han relacionado con ese grupo de tráfico sexual y estafa-  le preguntó a sus seguidores si recordaban el documental de la secta NXIVM que hace unos días había visto y comentó en sus redes. Este se llama “The Vow?” y Mariana expresó con sorpresa “¿Miren quién fue parte de esta secta? Y negó haber conocido a Keith?”, a lo mejor esa acción la ejecutó Mariana para «tapar el ojo al macho¨ y que no la involucraran en esa situación.
La información estimados lectores, ha fluido como agua en manantial, pues ahora también salieron nuevos datos que  relacionan a Clara Luz con el caso de la joven Elvia Liliana Hernández, de 23 años de edad, casada con el señor Aldo Flores, madre de cuatro hijos, quien hace tres meses, fue violada, golpeada y quemada por tres sujetos en el municipio de Pesquería, pero la Fiscalía de Nuevo León no le hizo caso a pesar de que hizo la denuncia correspondiente.
 
 
 
                                                                 
¿Y saben por qué la instancia ignoró ese intento de feminicidio?, porque –de acuerdo con las fuentes informativas- los responsables se desempeñan como «cuidadores» de las chicas que ofrecen sus servicios sexuales y que por supuesto, pertenecen a Nexium y Mariana Rodríguez, la esposa de Samuel García, insisten en que está relacionada con ese grupo y para evitar que salgan más datos en ese sentido, las autoridades de justicia han optado por ignorar el caso de Elvia Liliana.
 
 
                                                                         
 
Uno de esos tres sujetos ha sido identificado como Eduardo Támez, quien incluso es gran amigo de Gustavo Isidoro Soto Miranda, alias «El Jaguar», «El King Kong» y/o «El Gorila, señalado como uno de los asesinos de Debanhi Susana y asiduo cliente de dicha secta, quien cada vez que deseaba saciar sus bajos instintos, al parecer se contactaba con la ex candidata al gobierno de Nuevo León para que le enviara alguna chica.
 
 
                                                                             
A pesar de que en Estados Unidos, se hizo un extenso juicio para condenar a los líderes de NXIVM, sus integrantes con mayor rango en México, no han sido investigados, y por el contrario, han sido protegidos y hasta premiados por el gobierno de López Obrador.
 

                                                                   
Clara Luz, –dicen- ha sido una de las integrantes más relevantes de la agrupación criminal, que realizó acciones que van desde el tráfico de influencias hasta la pornografía infantil; periodistas independientes documentaron su accionar, donde fue incluso una reclutadora, para que más mujeres cayeran en las redes de la organización delincuencial. 
 
 
 
Ahora, gracias a «El Peje», su máximo protector y padrino político, tendrá un importante cargo al frente de la seguridad nacional. ¿En manos de quién estamos?, ¿el presidente habrá estado en su sano juicio cuando tomó la decisión de incluir a Clara Luz en el gabinete? o bien ¿ese movimiento que hizo obedece a un «favor político» para Samuel García?.
 
 

 
Nació el 27 de enero de 1974 en Monclova, Coahuila y desde los 15 años radica en Nuevo León. Es abogada. Ha sido diputada local del Congreso del estado de Nuevo León por el distrito local XVII de 2006 al 2009, y presidenta municipal de General Escobedo en tres periodos de 2009-2012 y de 2015-2018 y de 2018 a 2021.

 
Es hija de Jorge Julio Flores y Clara Luz Carrales Perales, quienes  se mudaron a Nuevo León cuando cumplió los 15 años de edad.​ Se afilió al Partido Revolucionario Institucional en 1998 a los 24 años y renunció a ese partido el 10 de febrero de 2020.
 
 
 
 
Estudio una licenciatura en Ciencias Jurídicas por la Universidad Regiomontana y, posteriormente un doctorado en derecho administrativo por la Universidad de Zaragoza en España.

Está casada con el político Abel Guerra Garza –a quien ahora señalan insistentemente en redes sociales, como el verdadero dueño del Motel Nueva Castilla y que usa prestanombres- y tienen dos hijos: Alejandro Guerra Flores y Clara Guerra Flores. Su esposo Abel Guerra Garza ha sido en dos ocasiones presidente del municipio de General Escobedo, la primera de 1991 a 1994 y la segunda de 1997 a 2000.

 
La candidata el 22 de junio de 2020 dio positivo a la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2 (COVID-19).​ El 9 de julio se recuperó.

 
Los datos de su trayectoria son de 1996 a 1997 fue auxiliar en las Notarías Públicas No. 62 y 129 de Nuevo León; de 1997 a 1998 asistente del Director Jurídico del municipio de General Escobedo. De 2000 a 2003 directora Jurídica del municipio de General Escobedo; de 2003 a 2006 Secretaria del Ayuntamiento de General Escobedo. Es Coach Estola Amarilla; de 2006 a 2009 diputada local en el  Congreso del Estado de Nuevo León por el XVII distrito en la LXXI legislatura. Y entre 2009 a 2012 y de  2015-2020) presidenta municipal de General Escobedo. Todos sus cargos a través del PRI.
 
 
 
 
Destaca como presidenta municipal de General Escobedo, en tres ocasiones y en ese periodo, «casualmente» –señalan agentes de investigación-  estuvieron en auge las desapariciones forzadas de jóvenes mujeres de entre 18 y 23 años de edad, que reunían un perfil físico muy similar al que tenía precisamente Debanhi Susana y Elvia Liliana.
 
 
 
 
 
APUNTES FIDEDIGNOS
 
 
 

Y a propósito de Gustavo Isidoro Soto Miranda alias «El Jaguar», ahora que salió de su escondite en los Estados Unidos y viajó a México –específicamente a Nuevo Léon- para denunciar y pedir cárcel en contra de unos youtubers «por difamación», aunque realmente ese sujeto no tiene ningún elemento jurídico que sustente la demanda, misma que seguramente y por tales motivos jamás va a prosperar.
 
 
 
                                                                   
 
Fernando Carmona «El Defensor de la Verdad» y Pamela Ceballos «La Bandida» han sido objeto de constantes insultos y amenazas que les manda «El Jaguar» a través de videos y mensajes de texto. Sin embargo, estas valientes personas no se han dejado amedrentar y continúan con el seguimiento al caso de Debanhi Susana.
 
 
 
 
Don Fernando es abogado y tiene una maestría en derecho y Pamela es periodista de profesión y además estudia la carrera de abogacía. Entonces, el señor Gustavo Isidoro por lo visto no tiene idea de que esa «acción penal» que realizó ante la Fiscalía de Nuevo León, se le puede revertir y de una forma no muy favorable….¡¡¡¡SEGUIREMOS INFORMANDO!!!!
 
 
 
Dudas, comentarios, aclaraciones y amenazas:
 
 

 8,392 total views,  2 views today