julio 13, 2024

Periodistas Sin Censura

La Otra Cara de la Noticia

“Habemus” Nuevos Líderes Del Senado Y La Cámara

 
*Con 65 votos a favor, Alejandro Armenta Mier ganó las elecciones internas y queda en lugar de Olga Sánchez Cordero
 
 
 
*En una primera etapa surgió el abstencionismo y el recién electo dirigente sólo había obtenido 55 votos
 
 
 
*Acudieron 120 de 128 senadores a la contienda; las ausencias fueron cinco de Morena, dos del PRI y una del PAN
 
 
 
*El PAN  gana la Cámara de Diputados; SANTIAGO Creel queda al frente del recinto de San Lázaro
 
 
 
 

PLUMA FUENTE

JUAN BERMÚDEZ
 
 
 
 
La noche del miércoles 31 de agosto, Alejandro Armenta Mier, candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el partido de AMLO,  fue electo para presidir la Mesa Directiva del Senado de la República con un total de 65 votos a favor, aunque hubo abstencionismo.
 
 
                                                                       
 

Por debajo de Armenta, el también integrante de Morena y Presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Ricardo Monreal se llevó un total de 52 sufragios.

 
 
                                                                             

Horas antes, y de manera inédita, Olga Sánchez Cordero, actual presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, ordenó un receso después de realizar el conteo oficial que determinaría la nueva presidencia del organismo legislativo, esto por la alta cantidad de votos nulos que se presentaron.

                                                                         
 
Un día antes de que inicie el periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión, el Senado debió de votar por el nuevo perfil para presidencia de la Mesa Directiva, es decir, el reemplazo de Sánchez Cordero.
 
 
 
 
 
 
En una primera votación, el morenista Alejandro Armenta sólo obtuvo 52 votos, mientras que el abstencionismo llegó a 55 votos.

 
                                                                   
 
 
La oposición hizo todo lo posible para impedir su llegada a la presidencia. Aunado a ello, se hizo evidente la existencia de una división al interior de la Cuarta Transformación (4T) el morenista no quedó, esto porque requería de 61 votos para poder ser electo, ya que el cargo se define con mayoría absoluta y, este día, sólo acudieron 120 senadores a trabajar.

 
 
 
 
El Senado lo integran 128 legisladores, y las ocho ausencias en los primeros comicios fueron cinco de Morena, dos del PRI y una del PAN, por lo que la presencia del partido guinda en la Cámara Alta bajó de 60 a 52; sin embargo, también contaba con el apoyo del Partido del Trabajo (cinco), Partido Verde Ecologista de México (seis) y Partido Encuentro Social (cuatro), con lo cual, en caso de tener unidad, acumularían 67 votos; sin embargo, esto no ocurrió.
 
 
 
 
 
Fue en este contexto en el que Sánchez Cordero instruyó un breve receso para coordinar una nueva votación, misma que se realizó de manera más cuidadosa, donde se llamaron a las y los senadores en orden alfabético para que ejerzan su manifestación. Cabe recordar que este acto fue inédito, pues la definición de la presidenta o presidente del Senado siembre se había definido con una sola ronda de votaciones.

 
 
En esta nueva votación se emitieron 121 papeletas, de las cuales 60 fueron para Alejandro Armenta quedándose a un voto de la mayoría absoluta que el reglamento exige, motivo por el cual el perfil de Morena no podrá ser el presidente del Senado. De tal modo que la Mesa Directiva tomó la decisión de realizar una tercera votación.
 
 
 
 
 
Cuando terminó la nueva ronda de votaciones se dio a conocer que seis legisladores no habían emitido su voto: Eva Galáz Caletti, Claudia Balderas Espinoza, César Cravioto Romero y Guadalupe Covarrubias Cervantes (por Morena), Claudia Anaya Mota del PRI y Mayuli Martínez Simón del PAN.

 
 
 
Después de varios minutos, se informó la llegada de Alejandro Armenta a la presidencia de la Mesa Directiva, quien superó a sus contendientes y colegas de partido Ana Lilia Rivera y Ricardo Monreal.

 
 
 
Con esto, la Mesa Directiva del Senado de la República quedará conformada de la siguiente manera:

– Presidencia: Alejandro Armenta Mier (Morena)

– Vicepresidencia: Ana Lilia Rivera Rivera (Morena), Alejandra Noemí Reynoso (PAN) y Eruviel Ávila Villegas (PRI)

– Secretarias y secretarios: Verónica Noemí Camino Farjat (Morena), Verónica Delgadillo García (Movimiento Ciudadano), Martha Cecilia Márquez Alvarado (Partido del Trabajo) y José Narro Céspedes (Morena).

 
 
Una vez que Sánchez Cordero ratificó la integración de la Mesa Directiva del Senado, el primer legislador en pedir la palabra fue el panista Julen Rementería, quien calificó la decisión como “un error histórico”.

 
 
“Hoy es una fecha lamentable para lo que significa el reconocimiento de la pluralidad en nuestro país […] Lo que hoy ha sucedido aquí es una vil imposición de una mayoría que no acepta que en este país no todos pensamos igual”, sentenció el senador del partido blanquiazul.
 
 
 
                                                                   
 
Posteriormente habló Martha Cecilia Márquez Alvarado, del PT, quien hizo un llamado a las y los legisladores a trabajar de manera conjunta, independientemente de los colores que representan.

 
 
Esto, ya que “los ciudadanos no entienden de mayorías ni de oposiciones si no les llegan las soluciones a sus problemas […] Exhorto a que todas y todos pensemos en los mexicanos”, exclamó.

 
 
Una de las reacciones más esperadas fue la de Ricardo Monreal, quien a pesar de no aparecer de manera preliminar en la papeleta de votaciones, fue propuesto durante la votación y se llevó un total de 52 sufragios.

 
 
 
Al iniciar su participación, Monreal externó su reconocimiento a Sánchez Cordero por su desempeño como presidenta de la Mesa y felicitó a las y los nuevos integrantes del órgano rector.

                                                                     
 
Enseguida, agradeció “humilde y sinceramente” a las personas que emitieron un voto a su favor. “Yo no creo que sea un gesto de mala fe y menos de perversidad. Creo que es un gesto auténtico y eso a mí me hace comprometerme más con mi propia definición constitucional”, apuntó.

 
Uno de los puntos centrales de su participación previa a la toma de protesta de la nueva Mesa Directiva fue la necesidad de mantener la autonomía y la unión al interior del Poder Legislativo, del cual se declaró un “defensor permanente”.

 
 
 
“Necesitamos una reconciliación en el país. El enfrentamiento permanente no es lo más adecuado para México […] Estoy seguro de que todos juntos podemos construir el país que queremos”, concluyó Ricardo Monreal.
 
 
 
 
APUNTES FIDEDIGNOS
 
 
Santiago Creel, diputado federal por el PAN, fue seleccionado por unanimidad como el nuevo presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, con lo que se vuelve el sustituto oficial del morenista Sergio Gutiérrez Luna en el periodo 2022-2023.
 
 
                                                                     

Este miércoles 31 de agosto, justo un día antes de que inicie el próximo periodo de sesiones ordinarias en el Congreso de la Unión, las y los diputados votaron uniformemente por Creel Miranda, perfil seleccionado por el Partido Acción Nacional (PAN) para que sea el máximo responsable de la Cámara Baja en un periodo donde se discutirán temas pendientes para consolidar la Cuarta Transformación (4T).

 
 
 
 
Por reglamento del congreso de la Unión, particularmente en la Cámara de Diputados, la presidencia de la Mesa Directiva se turna, año con año, entre los tres partidos con mayor representación en legislativa, motivo por el que Sergio Gutiérrez Luna, de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), debía de abandonar su puesto y cederlo a alguien del PAN, quien, en este caso, perfiló de manera unánime a Creel Miranda, motivo por el cual ganó con la totalidad de los votos de las y los integrantes del pleno.
 
 
 
 
 
Dudas, comentarios, aclaraciones y amenazas
 

Loading