mayo 29, 2024

Periodistas Sin Censura

La Otra Cara de la Noticia

“La Dulce” Muerte De Barbosa

 

 
*La diabetes mal cuidada que padecía desde hacía 30 años, le provocó diversos malestares
 
 
 
*Las causas de su muerte fueron hiperglucemia, coma diabético e infarto
 
 
 
*Esa enfermedad crónico-degenerativa le provocó años atrás que le amputaran el pie derecho por una serie de llagas que se le hicieron y que no pudieron sanar

 

*AMLO también padece diabetes tipo 2, revela “Guacamaya”
 
 
 
PLUMA FUENTE
JUAN BERMÚDEZ
 
 
 
 
 
Como dicen por ahí, el que por su gusto muere hasta la muerte le sabe…y es que el gobernador de Puebla, Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta falleció al mediodía de este martes en un hospital de la Ciudad de México a causa de su mal cuidada diabetes, enfermedad que padecía desde hacía 30 años y que le ocasionó la amputación de su pie derecho, insuficiencia renal, hipertensión arterial y debilidad visual.
 
 
A pesar de la serie de malestares que padecía, Barbosa Huerta de 63 años de edad, nunca quiso dejar a un lado su gran afición a la comida, los postres y beber constantemente, whisky, ron, tequila y cerveza oscura –sobre todo Bohemia- en reuniones familiares y de trabajo, por lo que tenía diversos y fuertes discusiones con su familia –principalmente con su esposa María del Rosario Orozco Caballero con quien estaba casado desde hacía 36 años- y médicos de cabecera que lo atendían.
 
                                                                                   
 
Y es que tampoco se inyectaba insulina ni tomaba metformina ni otros medicamentos que le habían recetado para llevar el control adecuado de la enfermedad.
 
 
 
 
De acuerdo con datos proporcionados por algunos colaboradores de su administración, su última borrachera la tuvo el pasado fin de semana en su domicilio, donde consumió tequila en exceso y cervezas, lo cual le provocó que sus niveles de azúcar se elevaran inevitablemente a 600 –lo que se cataloga médicamente como hiperglucemia- y cayera en coma diabético. 
 
 
 
Ante ello, sus familiares y elementos policiacos de inmediato lo trasladaron vía aérea al Hospital Ángeles del Pedregal ubicada al sur de la Ciudad de México, para que médicos especialistas lo trataran de estabilizar, pero desafortunadamente su organismo ya estaba muy dañado, ya estaba muy hinchado debido a que retenía mucho líquido y no resistió más hasta que falleció a las 12:00 horas de hoy a causa de un infarto.
 
 
 
 
La diabetes que padecía le provocó también que en diciembre 2013, cuando era senador de la República por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), se le formaran llagas en su pie derecho y con el tiempo se lo tuvieran que amputar y en esa ocasión, cuando estaba en recuperación en un hospital, sufrió por primera vez un coma.
 
 
 
Barbosa llegó a la gubernatura de Puebla en 2019, tras ganar una elección extraordinaria que fue necesaria debido a que murió el año anterior la gobernadora Martha Erika Alonso en un accidente de helicóptero.
 
 

 

El periodo de gobierno de Barbosa finalizaría en 2024 y este miércoles, tendría que haber rendido su Cuarto Informe de Gobierno ante el pleno del Congreso de Puebla.

 
 
 
                                                                               
Ana Lucía Hill Mayoral, secretaria estatal de Gobernación, —licenciada en Ciencias Sociales y oriunda de Sonora- asumió el cargo de gobernadora interina. De acuerdo con la Constitución, el Congreso de Puebla, controlado por una mayoría de Morena, el partido del presidente, deberá elegir en un máximo de 10 días a un sustituto que complete el mandato de dos años que le restaba a Barbosa.
 
 
 
 
                                                                             
Barbosa nació en Zinacatepec, un municipio poblano de poco más de 25.000 habitantes, pero su familia se mudó a la ciudad de Tehuacán cuando él tenía 10 años. Comenzó su trayectoria política en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) a finales de los años setenta y militó en esa formación hasta 1994, cuando dio el salto al izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD). Abogado de profesión, fue diputado federal y senador. 
 
 
 
En 2017, tras el estancamiento político del PRD derivado de la salida de López Obrador, entró a Morena. Un año más tarde compitió por la gubernatura de Puebla, pero perdió por un estrecho margen de un 4% contra Martha Érika Alonso, del Partido Acción Nacional (PAN).
 
                                                                                       

Alonso falleció el 24 de diciembre de 2018, apenas 10 días después de tomar el cargo, después de que se desplomara el helicóptero en el que viajaba con su esposo, el exgobernador Rafael Moreno Valle Rosas (2011-2017), que también falleció. Después de que se convocaron elecciones extraordinarias en junio de 2019, Barbosa se alzó como vencedor y llegó al poder en agosto de 2019.

 

 
 
Barbosa había participado en la marcha convocada por López Obrador en Ciudad de México, el pasado 27 de noviembre. El entonces gobernador acudió en silla de ruedas.
 
 
 
 

Había convocado a una manifestación en Puebla para el mismo día, que acabó por celebrarse una semana después. “En una gran fiesta, 100.000 personas dejaron escuchar sus voces en Puebla”, escribió en sus redes sociales.

 

 
 
 
“Muy sensible pérdida ha traído consigo el fallecimiento de Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, compañero de mil batallas”, ha lamentado el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard. “Nuestro pesar y tristeza por el fallecimiento de nuestro amigo y compañero”, ha expresado la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum. 
 
 
 
 

El senador Ricardo Monreal ha hecho un pronunciamiento en la Cámara alta a nombre del grupo parlamentario de Morena. “En paz descanse; un buen amigo y compañero”, ha dicho. “Hago extensivo mi más profundo pésame”, ha agregado Adán Augusto López, el titular de Gobernación.

Las condolencias se extendieron también entre la oposición. “Reciban un abrazo solidario en estos momentos de profunda tristeza”, ha escrito Alejandro Alito Moreno, presidente nacional del PRI, en sus redes sociales. Miguel Ángel Mancera, senador perredista y viejo aliado político de Barbosa, también ha expresado sus condolencias. Ignacio Mier, político poblano y coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, ha publicado un obituario.

 
 
 
 

La Cámara baja guardó un minuto de silencio. Se han sumado a los pésames miembros del Gabinete, gobernadores y empresarios. El Congreso estatal ha compartido una imagen de un listón negro en sus cuentas oficiales.

 

 
 
Barbosa entregó el pasado fin de semana 200 patrullas para los municipios de Puebla, en una de sus últimas actividades públicas. Durante el acto, el gobernador admitió que le estaba molestando un dolor en el brazo, desde el codo hasta la mano. 
 
 
 
 

El mandatario se ausentó de la reinauguración del Museo Internacional Barroco la tarde del lunes, lo que alimentó la incertidumbre sobre su estado de salud. “Convertimos un proyecto frívolo y corrupto en un gran proyecto cultural al servicio de las y los poblanos”, se lee en su último mensaje en Twitter, publicado en la noche del lunes poco antes de las diez de la noche.

 

 
 
Pese a que los gobernadores de los Estados son elegidos por periodos de seis años en México, Puebla ha tenido cinco gobernantes desde diciembre de 2018, cuando Alonso llegó al poder tras ganar las elecciones ordinarias y contando a la última encargada de despacho.
 
 
 
APUNTES FIDEDIGNOS
 
 
Y hablando de mandatarios enfermos, les comento estimados lectores que Además de problemas cardiacos, hipotiroidismo y gota, el presidente Andrés Manuel López Obrador también padece diabetes tipo II.
 
 
                                                                         


Este día se dieron a conocer nuevas revelaciones de los “Guacamaya Leaks”, documentos dados a conocer tras el hackeo a los correos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

 

En el ´Análisis de riesgo cúpula trébol´, se describe que “el daño al corazón, los vértigos, sus afecciones en la columna vertebral, su diabetes tipo II, la hipertensión arterial” y el infarto al miocardio son parte de la “vulnerabilidad y riesgo bruto” en la salud del mandatario.
 
 
 

En el documento también informa que el mandatario presenta una complexión robusta: 1.73 metros y pesa 70 kilogramos. Lo describe de tez morena clara, voz aguda e indica que ante la presencia de “algún malestar”, acude a un hospital privado del sur de la Ciudad de México.

En la información se indica que, si López Obrador no sigue una dieta rigurosa y la toma indicada de los medicamentos adecuados, los padecimientos pueden favorecer a que su “delicada” salud no mejore debido a “la carga de trabajo, el estrés”….¡¡¡SEGUIREMOS INFORMANDO!!!!

 
 
 
Dudas, comentarios, aclaraciones y amenazas:

Loading