mayo 29, 2024

Periodistas Sin Censura

La Otra Cara de la Noticia

Los Montajes de Genaro García Luna

 
*Sin pruebas, mandó a encarcelar a 11 personas a quienes les inventó que eran integrantes de “Los Mohamed”, una peligrosa banda de secuestradores que jamás existió
 
 
 
*Los afectados llevan 17 años encarcelados sin tener una sentencia; algunas confesiones fueron obtenidas bajo tortura y violencia psicológica
 
 
 
 
*Inexplicablemente todos ellos fueron detenidos de manera sorpresiva y arbitraria en distintos puntos de la CDMX y el Edomex
 
 
 
*Juez prohíbe a la comunidad de la UNAM sobre el presunto plagio de tésis que realizó la ministra Yasmín Esquivel Mossa 
 
 
 
PLUMA FUENTE
JUAN BERMÚDEZ
 
 
Ha quedado al descubierto un montaje más que hizo Genaro García Luna, cuando era Secretario de Seguridad Pública en la administración de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa; en el cual quedaron involucradas 11 personas que fueron señaladas como integrantes de una “peligrosa banda de secuestradores”.
 
 
Los presuntos responsables llevan 17 años encarcelados sin tener una sentencia; algunas confesiones fueron obtenidas bajo tortura y violencia psicológica.  
 
 
“Iba a la tienda a comprar refrescos porque era la hora de la comida, al llegar a la esquina se paró una camioneta Suburban, color dorado. De ahí se bajan como 4 personas con armas vestidas de civil, uno de ellos de acento norteño, me dice ‘tírate al suelo (…) ya valiste madres, Policía Federal”’, se lee en el relato de hechos por parte de Herminio Cid Herrera, un albañil que fue detenido junto a otras diez personas el 13 de septiembre del 2006.
 
 
 
 
A ellos, la entonces Agencia Federal de Investigación (AFI), todavía bajo la dirección de Genaro García Luna, los acusó de pertenecer a una peligrosa banda de secuestradores llamada Los Mohamed.
 
 
De acuerdo con la denuncia de hechos presentada ante la Fiscalía General de la República (FGR) el pasado 10 de noviembre del 2022, las once personas fueron detenidas en distintos puntos de la capital del país y del Estado de México, para luego ser trasladados bajo tortura a una casa de la alcaldía de Tláhuac, en donde se creó un montaje de su detención, muy parecido al caso de la francesa Florence Cassez e Israel Vallarta, que fueron detenidos un año antes y señalados de pertenecer a la banda de Los Zodiacos.
 
 
Cid Herrera espera desde hace 17 años sentencia junto con otros de sus presuntos cómplices luego de que elementos de la AFI, bajo la dirección de Genaro García Luna, quien meses después se convertiría en el titular de la Secretaría de Seguridad Pública del sexenio de Felipe Calderón, los detuviera, torturara y los acusara de manera arbitraria.


“Me subió a la camioneta, me acostó en el asiento de atrás y me empezaron a dar toques con una máquina (…) en la cara, en las costillas, en los testículos y me decían: ‘tú eres secuestrador y (…) eres el gordo’. Luego de más o menos 10 minutos y me aventaron a otra persona arriba de mí, y le empiezan hacer lo mismo…”, recordó Herminio en su exposición de hechos.

 
 
 
 
El hombre de ahora 41 años agregó que a él y a la otra persona los llevaron a una casa en donde comenzaron a ingresar más varones y a dos mujeres, las cuales las pusieron en la estufa.

“Ustedes se quedan sentados y cuando escuchen que la puerta se abra se tiran al suelo. Escuchamos la puerta y entraron más personas, pero encapuchadas y con uniformes negros y logos de la AFI (…) nos tiramos al piso como nos dijeron. Traían cámaras de filmación y fotografías. Nos dijeron que estábamos detenidos y nos recargaron en la pared, una policía mujer nos preguntaba el nombre, dónde vivo, a qué me dedicaba, en qué trabajaba y me dio un papel diciéndome que dijera lo que decía, que era secuestrador”, apuntó Cid Herrera.

 
Las personas detenidas por la AFI fueron identificadas como Juan Edgar Armando Quintero González, alias El Gordo, presunto líder de la banda, así como su hermano Marco Antonio; Óscar Rigoberto Flores Padilla, alias El Rigo; Alberto de los Santos González; Nallely Pérez Sánchez; Diana Vázquez Peña; Noé Manjarrez García; Luis Alberto Garduño Pineda, conocido como El Pellejos; Víctor Manuel Cuevas García; Ariel Huerta Morales, alias El Todo Tonto y Herminio Cid Herrera, apodado como El Cholo.

El supuesto rescate y captura de los secuestradores quedó registrado en video por la propia Agencia Federal de Investigación, en donde se puede observar la intervención de los policías en la casa ubicada en la calle Estrella del Amanecer, colonia Aurorita, alcaldía Tláhuac, al suroriente de la Ciudad de México.

“Cuando dije que no diría eso apaga la cámara, se acercaban unos policías y empezaban a pegarme con cachetadas, zapes en la cabeza, patadas en las piernas (…) (y) para que ya no me pegaran dije lo que ellos mencionaban”, confesó el hombre que tenía 26 años al momento de su arresto.

El equipo jurídico de la Familia LeBarón, que lleva el caso, aseguró que dentro de la grabación y expediente hay varias inconsistencias, como el registro que tiene la de Policía de Nezahualcóyotl en el que se reconoce que dos de las personas detenidas en Tláhuac, fueron capturadas en el municipio mexiquense el 13 de septiembre a las 10:35 horas de la mañana, y no a las 15:30 horas en al suroriente de la capital, como se reportó en el video de la Policía Federal.

En el video de la detención, que dura poco más de 14 minutos, se muestra el momento en que los Policías Federales bajan de dos camionetas rojas y entran a la casa, todo ello mientras una cámara los sigue. Durante el interrogatorio a Luis Alberto Pineda, el agente de la AFI le pregunta “a qué se dedica”, por lo que el supuesto secuestrador responde de manera inmediata y sin titubeos: “al taxi”, pero luego recompone y dice: “… al secuestro”.
En el caso de Edgar Ariel Huerta, el agente federal le preguntó sobre su apodo y este respondió: “no tengo apodos, pregúntele a todos”. Sin embargo, modifica su respuesta en segundos y señala “… Bueno me dicen ‘Todo tonto’, apenas me empezaron a decir”.
Según los abogados que atrajeron el caso, el padre de la víctima “rescatada” dijo que el entonces director de Secuestro de la AFI, Israel Zaragoza Rico, funcionario señalado por estar en otros “grandes arrestos” como el de Los Zodiaco, y quien hoy trabaja en el estado de Hidalgo como subsecretario del Centro de Control, Comando, Comunicaciones, Cómputo, Coordinación, Calidad e Inteligencia de la Policía Cibernética, avisó a las 11 de la mañana que su hijo había sido rescatado en un operativo; sin embargo, en las declaraciones de los policías federales el rescate se hizo a las 15:30.

Otra de las inconsistencias dentro de la investigación, detallan los abogados, es que vecinos de la casa donde se realizó el operativo de rescate, mencionaron que desde las 10 de la mañana llegaron al domicilio personas vestidas de negro y encapuchadas, descripción que coincide con los policías federales, es decir, estuvieron cuatro horas y media antes de que se realizara el supuesto operativo.

Herminio Cid Herrera señaló que una vez pasado el arresto, los sacaron junto con los demás detenidos para trasladarlos a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la entonces Procuraduría General de Justicia (PGJ).

“Me subieron a una oficina donde habían dos personas, nunca se identificaron por lo que no sabía si eran policías o abogados (…) me sacaron dos hojas y me dijeron firmarlas, lo que no quise hacer porque las hojas estaban llenas, no me dejaron leerlas. Cuando vieron que no quería firmarlas llamó a los policías, me pararon, me sacaron de la oficina y me metieron a un baño”, describió el albañil, al tiempo que agregó que ya en el sanitario lo comenzaron a amenazar y que si no firmaba las hojas irían por su hijo, esposa y sobrina, y “las violarían”.

Agregó que los policías tenían fotos de sus familiares y de la casa de sus papás, por lo que lo amenazaron para que no metieran a su mamá a la cárcel. “Yo no sabía por qué me decían eso, luego empezaron a pegarme, me dieron unas cachetadas y me dijeron que si no firmaba irían por ellas”, dijo Cid Herrera que finalmente aceptó firmar.

 
En la denuncia de hechos ingresada en noviembre del 2022, en donde son señalados como probables responsables Genaro García Luna y Luis Cárdenas Palomino, colaborador cercano del “súper policía”, entre otros servidores públicos, se detalla que al menos cinco de los once fueron golpeados dentro del baño para que firmaran los documentos.

En tanto, Juan Edgar Quintero, Herminio Cid Heredia, Óscar Rigoberto Flores Padilla y Luis Alberto Garduño Pineda, cuentan con el Protocolo de Estambul y dictámenes psiquiátricos que avalan que sufrieron de tortura física y psicológica.

El equipo jurídico de la familia LeBarón aseguró que la esposa de Juan Edgar “fue violada por elementos de la AFI afuera de la SEIDO para presionar de manera telefónica a su esposo a confesar ser líder de una banda de secuestradores”. Además, señalaron que no existe una correspondencia entre las confesiones obtenidas bajo tortura en las instalaciones de la SEIDO, con las respuestas en el video grabado en la detención.

El 9 de diciembre del 2005, las principales televisoras del país, Televisa y TV Azteca, transmitieron en vivo un supuesto operativo de la AFI en donde detuvieron a Israel Vallarta y a la ciudadana francesa Florence Cassez mientras se encontraban en un rancho de la carretera libre México-Cuernavaca, al tiempo que fueron señalados por pertenecer a la banda de secuestradores Los Zodiaco.

Durante su arresto, el cual fue grabado y transmitido a nivel nacional, se pudo observar la tortura que sufrió Israel Vallarta por parte de los elementos de la Policía Federal cuando eran cuestionados por los reporteros. Además de otras inconsistencias en el arresto.

El caso provocó un conflicto entre México y Francia luego de que se demostrara que la detención fue un montaje, porque de acuerdo con la descripción de hechos en la recomendación de 20/2021 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Israel Vallarta y Florence Cassez fueron detenidos por sujetos vestidos de civil aproximadamente a las 10:30 horas de la mañana el 8 de diciembre, un día antes del “operativo de rescate” presentando en televisión.

“Uno de esos sujetos le indicó que era elemento de la entonces AFI y que le realizaría una revisión de rutina; sin embargo, fueron llevados al centro de la Ciudad de México, por el Monumento a la Revolución, a un lugar, donde fue torturado con la finalidad de auto incriminarse como responsable de la comisión de varios secuestros y a cambio de ello dejarían libre a T (Florence)”, describe el relato de Israel Vallarta entregado a la FGR.
Vallarta señaló que pensó que habían dejado ir a Cassez, que en ese entonces era su novia, pero luego los volvieron a reunir en el domicilio de la carretera libre de México-Cuernavaca, lugar donde fueron presentados a los medios de comunicación en el supuesto operativo.

“Estando en dicho lugar, V y T (Vallarta y Florence) fueron sentados en un sillón, dentro de una de las habitaciones del domicilio, donde se encontraba un televisor, el cual encendieron y apareció una transmisión que se estaba realizando para la liberación de unas personas secuestradas, percatándose que esa transmisión se estaba llevando a cabo en el citado domicilio, donde ellos se encontraban, de inmediato los reporteros ingresaron hacia donde estaban V y T”, apunta el relato de hechos.
Florence Cassez fue liberada en 2013, luego de una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Sin embargo, Israel Vallarta, su sobrino y su hermano, siguen en la cárcel en espera de una resolución, pese a contar con el Protocolo de Estambul que señala que fueron víctimas de violencia física, psicológica y de tortura.

Durante el juicio en Estados Unidos contra Genaro García Luna, imputado por cinco cargos: tres por tráfico de drogas, uno por delincuencia organizada y otro por falsedad de declaraciones, Harold Mauricio Poveda Ortega, alias El Conejo, narcotraficante colombiano ligado al Cártel de Sinaloa, testificó contra el ex funcionario mexicano señalando que su arresto fue un montaje.

La información oficial, compartida en aquel entonces por Ramón Pequeño García, exjefe de la División Antidrogas de la Policía Federal, sostiene que a Harold Poveda se le arrestó la madrugada del viernes 5 de noviembre de 2010 en su Mansión del Desierto de los Leones, al sur poniente de la capital mexicana.
Sin embargo, El Conejo reveló que fue capturado la madrugada del 4 y no fue presentado ante un juez ni en las instalaciones de la entonces Procuraduría General de la República, sino que lo llevaron a una casa en donde fue torturado a golpes y toques eléctricos para obligarlo a grabar en video de una falsa confesión.

“Me empiezan a poner agua mineral por la nariz y me cubren la boca (…) Me vendaron los ojos, me pusieron una bolsa de plástico para ahogarme (…) Me desnudaron, me dieron toques eléctricos (…) Hasta que ya no pude más”, confesó Poveda Ortega ante el jurado de la Corte del Distrito Este de Brooklyn, Nueva York.

Según su versión, los policías querían saber las direcciones de sus casas para ir a saquearlas. El Conejo fue presentado a medios de comunicación hasta el 5 de noviembre.

APUNTES FIDEDIGNOS
 
 
El juez 5to del Distrito en materia administrativa de la Ciudad de México impuso una suspensión provisional para que la comunidad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) tenga prohibido hablar del presunto plagio de tesis de la ministra Yasmín Esquivel.
 
De acuerdo a la medida cautelar, esta decisión fue tomada para proteger, en caso de que así se determinara, la inocencia de la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). La petición fue solicitada por la propia Yasmín Esquivel con el fin de parar la “controversia mediática” que se ha generado en torno a su caso.
 
 
 
La medida suspensoria fue emitida por la ministra el mismo día—13 de febrero—que la Universidad presentó evidencias que aportan al caso del plagio de tesis de la acusada; sin embargo, el rector de la UNAM, Enrique Grau, señaló que aún sigue en proceso de análisis…¡¡¡¡SEGUIREMOS INFORMANDO!!!!
 
 
Dudas, comentarios, aclaraciones y amenazas:

Loading