mayo 29, 2024

Periodistas Sin Censura

La Otra Cara de la Noticia

Murillo Karam Tiene Alzheimer 

 
*Puede morir si no se modifica la prisión preventiva, dice el abogado del ex titular de la entonces PGR 

 

*Quienes se encargan de custodiarlo han comentado que en algunas ocasiones lo han encontrado inconsciente en su celda
*Jesús Murillo Karam aparte del Alzheimer padece una serie de malestares físicos e incluso tiene graves problemas cardíacos, por lo que se encuentra internado en un hospital
*Guadalupe Taddei Zavala, nueva presidenta del INE, tiene una cédula profesional apócrifa
 
 
PLUMA FUENTE
JUAN BERMÚDEZ
Mi estimados seguidores, en esta ocasión les comento que a causa del prolongado encierro que actualmente enfrenta en una cárcel de la Ciudad de México, ha comenzado a deteriorarse el estado de salud del ex titular de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, de 75 años de edad, quien padece una serie de malestares físicos, entre ellos, Alzheimer, el cual le fue detectado por médicos hace unos días.
 
 
 
Para colmo, el ex funcionario se ha puesto mal del corazón  y constantemente ha sido monitoreado por médicos del Reclusorio Preventivo Varonil Norte, para evitar que pudiese morir en la soledad de su celda.
 
 
 
 
De acuerdo con informes que nos proporcionaron custodios que laboran en dicho penal, desde hace un par de semanas los malestares físicos de Murillo Karam, propios de una persona de la tercera edad, se le han agravado e incluso también ha quedado inconsciente, situación que los familiares han pedido que se mantenga oculta; sin embargo, ya salió a la luz pública.
 
 
 
Jesús Murillo aún no ha sido tratado de esta enfermedad, únicamente ha recibido atención médica relacionada con sus malestares del corazón y aún permanece internado en el Instituto Nacional de Cardiología y bajo estricta supervisión.
 
 
De hecho, por ley, estimados lectores, debido a su edad y sus enfermedades, el ex funcionario ya no es sujeto de permanecer encerrado en una cárcel, independientemente de las acusaciones que enfrenta, sino que tiene derecho a tener el arresto domiciliario para que pyueda recibir una atención médica digna.
 
El defensor legal del exprocurador Murillo Karam, sabe que tiene Alzheimer, pero se limitó a informar a la opinión pública por indicaciones de los familiares, que el estado de salud de su cliente es delicado, por lo que señaló como grave y peligrosa la previsión preventiva que se le impuso tras su vinculación a proceso.
 
 
 
 
 
Durante la tarde del pasado domingo 2 de abril, el político fue trasladado de nueva cuenta del Reclusorio Norte al Instituto Nacional de Cardiología por agravantes en su salud. En consecuencia, Javier López García —abogado de Murillo Karam— dirigió un mensaje a la opinión pública en el que condenó la medida cautelar impuesta al exgobernador de Hidalgo.
 
 
 
 
 
El litigante comunicó que es notorio el deterioro en la salud del extitular de la extinta PGR, por lo que reiteró su insistencia por retirarle la prisión preventiva y modificar la medida por prisión domiciliaria, ya que —en caso de presentarse un evento vascular cerebral— podría no ser atendido debidamente en el centro de reclusión, lo que se traduce en un riesgo permanente o fatal, señaló.
 
 
 
 
 
“Se informa que el estado de salud del licenciado Jesús Murillo Karam continúa siendo delicado, debido a que los padecimientos que lo aquejan (enfermedad pulmonar obstructiva crónica, hipertensión arterial sistémica e insuficiencia vascular cerebral), no han logrado mantenerse controlados, a pesar de la atención médica que se le ha brindado”, expuso el defensor particular.
 
 
 
 
A su vez, destacó que en los últimos 15 días el extitular de la SEDATU tuvo que ser trasladado hasta en tres ocasiones a diferentes centros hospitalarios, de las cuales, dos fueron al Instituto Nacional de Cardiología. En virtud de ello, consideró que estas situaciones “muestran —nuevamente— que la medida cautelar de prisión preventiva que le fue impuesta es sumamente GRAVE y PELIGROSA, porque pone en riesgo continuo su estado de salud”.

 
 
 
Murillo Karam fue procurador federal durante la primera mitad del gobierno de Enrique Peña Nieto, cuando ocurrió la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos en Ayotzinapa, Guerrero, en septiembre de 2014. Tras estar encargado de las investigaciones, dejó el puesto en febrero de 2015, mientras que su gestión quedó enmarcada por enunciar la polémica frase “Ya me cansé” en una conferencia sobre el caso.

 
 
 
Fue detenido el 19 de agosto de 2022 en su domicilio en la Ciudad de México por agentes de la Policía Federal Ministerial. Al político se le acusó de desaparición forzada, tortura y obstrucción de la justicia, referente al tema de Ayotzinapa.

 
 
Cinco días después se llevó a cabo la primera audiencia en su contra, donde un juez lo vinculó a proceso por los delitos mencionados y como medida cautelar fue determinada la prisión preventiva en el Reclusorio Norte.
 
 
 
 
Sin embargo, la defensa del hidalguense apeló y solicitó arresto domiciliario, pero el 2 de diciembre de 2022 el juez de control rechazó la medida por considerar latente el riesgo de fuga por parte del exfuncionario de 75 años de edad.
 
 
 
 
Ahora, en el marco de su más reciente hospitalización, Javier López señaló que Murillo Karam no podría escapar de la justicia a causa de su salud: “Resulta evidente que la edad y los padecimientos que presentan lo hacen depender de atención médica especializada todo el tiempo: por tanto, no podría sustraerse de la acción de la justicia, ya que su vida depende de un seguimiento médico multidisciplinario permanente”.

Desde que fue encarcelado, el también exlegislador ha sido trasladado del Reclusorio Norte a centros médicos en más de ocho ocasiones. Recién el pasado 24 de marzo reingresó a la penitenciaría tras pasar una semana en la Torre Médica del Centro de Reinserción de Tepepan a causa de problemas de hipertensión.
 
 
 
APUNTES FIDEDIGNOS
 
 
 
La nueva presidenta del Instituto Nacional Electoral (INE), Guadalupe Taddei Zavala, se vio envuelta en una fuerte polémica muy similar a la que padeció la ministra Yasmín Esquivel Mossa, a tan solo unas horas de ser electa para el cargo, e incluso días antes.

 
Primero por sus nexos familiares con políticos de Morena y ligados al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, y después por revelarse que no cuenta con una cédula profesional registrada.
 
 
Durante el fin de semana tras su designación el pasado viernes 31 de marzo se dio a conocer la supuesta cédula profesional de Guadalupe Taddei Zavala, nueva presidenta la INE, pero circula en redes, dicha cédula que corresponde a otra persona….¡¡¡¡SEGUIREMOS INFORMANDO!!!!
 
 
 
Dudas, comentarios, aclaraciones y amenazas:

Loading