abril 15, 2024

Periodistas Sin Censura

La Otra Cara de la Noticia

Vanessa Y Rautel, Sí Mataron a Ariadna

 

 

*De acuerdo con las investigaciones realizadas por las autoridades correspondientes, hay mensajes de whatsapp que los incriminan directamente

 

*Planearon cómo construir una versión que los deslindara del deceso a través de llamadas telefónicas y mensajes de texto

 

 

*Sin embargo, terminaron por caer en contradicciones sobre lo ocurrido en la noche del 30 de octubre

 

*Encontraron sin vida a Mónica Citlalli, maestra de inglés que desapareció en Ecatepec
PLUMA FUENTE
JUAN BERMÚDEZ
 
 
 
 
Estimados lectores, en esta ocasión les comento que los presuntos implicados en el feminicidio de Ariadna Fernanda López Díaz, Rautel “N” y Vanessa “N”, habrían planeado cómo construir una versión que los deslindara del deceso a través de llamadas telefónicas y mensajes de texto. Sin embargo, terminaron por caer en contradicciones sobre lo ocurrido en la noche del 30 de octubre.
 
 
                                                                       
                                                                       
Tanto Vanessa como Rautel -quienes son pareja sentimental- se encuentran detenidos por este caso, pese a que en su momento aseguraban no tener conocimiento de lo que ocurrió con Ariadna luego de reunirse con ella aquel día. La primera fue detenida el domingo 6 de noviembre en Ecatepec, Estado de México, mientras que el segundo se entregó a las autoridades de Nuevo León un día después.
 
 
 
 
                                                                         
Luego de que la joven madre fuera encontrada sin vida por unos ciclistas en la carretera La Pera-Cuautla, Morelos, y se confirmara su identidad el 2 de noviembre, Rautel y Vanessa mantuvieron contacto entre sí, pues los amigos de Ariadna los interrogaban sobre su paradero, toda vez que ellos habían sido las últimas personas con quienes estuvo.
 
 
 
 
Ante la presión por parte de los conocidos de la víctima, los ahora detenidos se mandaron mensajes por Whatsapp hasta el 4 de noviembre para ponerse de acuerdo sobre las declaraciones que iban a emitir. Este medio informativo, tuvo acceso a las conversaciones de ambos, con lo cual se dejó en evidencia las contradicciones en las que incurrieron.
 
 
 
 

Para ello, cabe recordar que Rautel, Vanessa y Ariadna se reunieron con otros conocidos el domingo 30 de octubre en el restaurante Fisher’s, ubicado en la colonia Condesa de la Ciudad de México. Posteriormente se trasladaron al departamento de Rautel que se localiza en la misma zona. Al cabo de unas horas los asistentes comenzaron a retirarse y Ariadna se quedó con los presuntos implicados.

 

                                                                         

 

Tres días después de esa noche las autoridades confirmaron que el cuerpo de Ariadna había sido localizado en territorio morelense. En ese lapso de tiempo, amigos de la joven de 27 años comenzaron a interrogar a Rautel y Vanessa porque querían saber su paradero. Fue así como se comenzó a construir la versión de que Fernanda había abandonado el departamento y abordó un taxi.

 

 
 
 
“Ya me mandó msj otro de sus amigos (…) Creo que el que sabe un poco más es Ernesto, o sea cosas como a qué hora se fue y en qué, o sea Uber o taxi. Que si les puedo compartir esa info”, le comentó Vanessa a su novio, según el periódico referido con anterioridad.
 
 
 
 
En las primeras versiones se apuntó a que Ariadna había abordado un taxi; sin embargo, Sheinbaum indicó que salió ya “sin vida” del departamento de Campeche 175.
 
 
 
 

Para ese entonces, los amigos de Ariadna ya habían advertido que iban a meter una denuncia, por lo que necesitaban la mayor cantidad de detalles que pudieran. “Amorcito, me da miedo todo esto”, le contestó Rautel, ante lo cual Vanessa respondió que no era su culpa lo que sucedió.
 
 
 
 
 
En las siguientes conversaciones Vanessa le aseguró a Rautel que ella hará todo lo que él le indique y dirá la información que le ordene. “Está bien que cooperemos pero con cuidado en los detalles”, le advirtió el sujeto y le mandó un mensaje de texto diciéndole la versión que manejarían.
 
 
 

 

“Nos fuimos del Fisher’s como a las 6:30… venía Ernesto, Anita, José, Puñe, yo y Ari. Estuvimos como en mi casa hasta las 9, todos se fueron. Debió de pedir su Uber como a esas horas (…) Pero nadie confirma que se haya subido al taxi”, le habría indicado Rautel a Vanessa.

 

 
 
 
Para asegurarse de lo anterior, los amigos de Ariadna les pidieron que solicitaran los videos de las cámaras de seguridad del edificio, con la finalidad de verificar si la joven subió a un taxi o no. Vanessa respondió que no se iba a ver nada y Rautel pensaba que las grabaciones solo duraban un día, antes de que se eliminaran de manera automática.
 
                                                                       
 
Ante esta situación, una amiga de Ariadna contactó a Vanessa para saber si en algún momento le comentó sobre un plan para verse con alguien más ese mismo día, pues hasta ese entonces desconocían su paradero. Sin embargo, la ahora detenida hizo a un lado la versión del taxi.
 
 
 

En un mensaje de texto Vanessa le mencionó que supuestamente Fernanda había tenido una pelea con su compañera de piso y no quería regresar a donde habitaba. Fue así como sugirió la posibilidad de que había ocurrido otra cosa diferente a la que pensaban. “Me contó allá que estaba muy triste. Mas que pasarle algo, no crees que fuera capaz de ella misma hacerce algo?”, insinuó.

 

 
 

Además de revictimizarla, Vanessa aseguraba que no recordaba muchas cosas porque todos estaban “pedísimos” esa noche, es decir, alcoholizados, premisa que retomó la Fiscalía de Morelos para decir que Ariadna había muerto por una broncoaspiración debido a la ingesta de alcohol según los resultados de la necropsia.

 

 
 
 La última conversación entre Rautel y Vanessa fue el 4 de noviembre, un día después del velorio de Ariadna al cual asistieron. El individuo le dijo a su novia que está con “Balckie” -cuya identidad se desconoce-, sin brindar mayores detalles. La versión del taxi la sostuvo Rautel ante medios de comunicación, pero poco a poco esa explicación se ha ido desmoronando.

 

 
 
Los familiares de Ariadna acudieron con las autoridades capitalinas tras los resultados de la necropsia realizada por la Fiscalía de Morelos, en la que se descartaba un feminicidio porque supuestamente el cuerpo de la víctima no presentaba huellas de violencia. Fue así como la Fiscalía de la CDMX realizó una segunda necropsia en la que determinó que la joven sí presentaba evidencia de golpes y que su deceso fue por un “trauma múltiple”.
 
 
 

Asimismo, se realizó un cateo en el departamento de Rautel, donde encontrarn huellas de sangre en la sala, en un cojín y en una de las recámaras. Además, se difundieron videos de las cámaras de seguridad del edificio, en las cuales se observa a Rautel cargando el cuerpo inerte de Fernanda para posteriormente subirla a una camioneta.

 

 
 
 

La mandataria capitalina, Claudia Sheinbuam, ha acusado al fiscal de Morelos, Uriel Carmona, de supuestamente encubrir el feminicidio. Además, confirmó que Rautel hizo varias llamadas a Morelos después del 30 de octubre y dio a conocer que contaba con varios negocios en dicha entidad. Incluso, extraoficialmente se ha reportado que Rautel estuvo en territorio morelense entre el 1 y 3 de noviembre, según el rastreo de su celular.

 

                                                                         
Rautel ya había sido detenido con anterioridad. Fue en agosto de 2021 cuando el presunto implicado se vio involucrado en un accidente de tránsito ocurrido en la colonia Condesa y dejó lesionada a una mujer. A pesar de que fue trasladado a la Fiscalía capitalina, el Ministerio Público decidió liberarlo.
 
 
 
 
 
APUNTES FIDEDIGNOS
 
 
 
 
 
Mónica Citlalli Díaz Reséndiz era una profesora de inglés de 30 años. El 3 de noviembre salió de su casa en Ecatepec, Estado de México, rumbo a su trabajo, pero jamás llegó a su destino.
 
 
 
 
 
Este 9 de noviembre su cuerpo fue localizado en la carretera México-Cuernavaca, a la altura de Pueblo de Parres, en la alcaldía Tlalpan, que limita con el estado de Morelos.
 
 
                                                             
Por la mañana comenzó a circular en redes sociales la noticia del hallazgo de un cadáver de una mujer envuelto en bolsas; un tatuaje y la vestimenta llevaron a sospechar que se trataba de la maestra.
 
 
 
 

Cerca de las 17:30 horas colectivos feministas comenzaron a confirmar la muerte de Mónica Citlalli y a externar indignación por lo sucedido.

Por su parte Quick Learning, donde trabajaba, confirmó la noticia y expresó: “Nos unimos a la pena y profundo dolor de la familia Díaz Reséndiz por el sensible fallecimiento de nuestra compañera y amiga: Mónica Citlalli Díaz Reséndiz. Les abrazamos y oramos a Dios por pronto consuelo y paz”.

 
 
 
 
Sus alumnos recordaron sus cualidades y su profesionalismo. La describieron como una mujer “amable, sonriente, coqueta y llena de vida” y la recordaron como “muy alegre y buena en su clase”.
 
 
 
 

La Fiscalía de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) inició una carpeta de investigación por el feminicidio.
 

 
 
El 3 de noviembre los padres de Mónica se alarmaron desde que recibieron un mensaje escrito desde su teléfono celular. El texto les pareció sospechoso ya que las expresiones utilizadas no coincidían con las que su hija utilizaba normalmente, según mencionaron a Telediario.
 
 
 
 
 
En el mensaje, supuestamente escrito por la joven, ella les informaba que iría a Pachuca, Hidalgo con una amiga, lo cual incrementó las sospechas ya que era un día laborable. Ese mismo día una compañera les confirmó que Citlalli no había llegado a la escuela.
 
 
 
 
 
Las autoridades emitieron un boletín de búsqueda en el que fue descrita como una mujer delgada y de tes morena, con una estatura de 1 metro con 70 centímetros, cabello negro, nariz recta, cejas semipobladas. Al momento de su desaparición llevaba puesto pantalón de mezclilla, camisa de rayas y chaleco azul.
 

 

 

Sin embargo; ante la falta de avances en la investigación el 7 de noviembre familia, amigos y alumnos de la profesora realizaron en un bloqueo de aproximadamente tres horas en la vía Morelos para exigir que las indagatoria se agilizara.
 
 
 
 
 
Cabe señalar que, de manera extraoficial se ha mencionado que su pareja ofreció ayuda a la familia y después desapareció, por lo que han comenzado a surgir rumores que lo relacionan con su muerte.
 
 
 
 

En redes sociales la ciudadanía expresó su indignación mediante comentarios como: “Yo le estuve dando difusión, se cerraron avenidas y nunca escuché hablar más de ella. Qué coraje que no se haya podido hacer nada”, “Las muertas de Juárez se les ha quedado chico a este gobierno y no pasa nada” o “Hasta cuándo terminará está barbarie, mientras no se endurezcan las penas y las autoridades encargadas de brindar la seguridad sigan jugando a policías y ladrones, esto será en caos”.
 

 
 
 
La muerte de Mónica Citlalli se sumó a la de Ariadna Fernanda López, Lidia Gabriela, Jazmín Zárate, Kimberly Fernanda Mendoza Sevilla y Renata Nicole Duarte Reyes. Todas ellas murieron entre los últimos días de octubre y los primeros de noviembre; fueron encontradas con evidentes signos de violencia.
 
 
 
 
Dudas. comentarios, aclaraciones y amenazas:

Loading