mayo 19, 2024

Periodistas Sin Censura

La Otra Cara de la Noticia

Gustavo Adolfo Infante, ¿Denunciado Por Acoso, Abuso Sexual y Violación? 

 

 
*De acuerdo con funcionarios de la FGJCDMX, el conductor de televisión tiene cinco carpetas de investigación en su contra por dichos delitos
 

 

 
 
De nueva cuenta, se encuentra en “el ojo del huracán” Gustavo Adolfo Infante Seañez, conductor de los programas “De Primera Mano” y “El Minuto Que Cambió Mi Destino” que se transmiten en Grupo Imagen. Y es que salieron a relucir nuevos datos judiciales que lo incriminan como un auténtico depravado sexual.
 
 
                                                                               
Funcionarios de la FGJCDMDX –quienes pidieron el anonimato- aseguraron que existen cinco viejas denuncias contra el periodista de espectáculos, tres de ellas son por acoso sexual, una por abuso sexual y otra más porque presuntamente violó a una joven de 16 años de edad; las cuales por supuesto duermen el sueño de los justos.
De acuerdo con los informantes, las carpetas de investigación en las que se le señala son OIC/SS/D/001/2021,CI-FICOY/COY-1/UI-1 C/D/02671/06-2021, CI-FIAR/A/UI-2 S/D/00015/06/2021, CI-FIGAM/GAM-1/UI-3 S/D/00736/05-2021 y  CI-FIDDS/E/UI-2 C/D/00544/05-2022.
Lo anterior, porque el indiciado de 57 años, casado con Verónica Cuevas, con quien actualmente tiene dos hijos, Valeria y Gustavo Infante Cuevas, nacido en la Ciudad de México el 14 de abril 1965  –quien por cierto se pone mascarillas y se pinta a diario el cabello para ocultar su edad porque ya lo tiene completamente blanco- no tuvo más remedio que ofrecer jugosas cantidades de dinero a los afectados para que ya dejaran esos asuntos por la paz.
 
 

De acuerdo con datos proporcionados por gente de su equipo de trabajo, a Infante Seañez le encanta irse de romance en restaurantes de Polanco, –como El Cuerno, Nobu y Parole- con chavitos que hacen sus prácticas profesionales en la misma empresa a quienes los seduce con la promesa de que los va a impulsar para que triunfen en el gremio periodístico.

 

 

Dicen los informantes que es bien sabido en Grupo Imagen y el gremio del espectáculo que a Gustavo Amorfo Infame –así lo llaman sus colaboradores de las emisiones que conduce-  «se le hace agua la canoa» y para dar rienda suelta a sus más sucios instintos amorosos, acude con regularidad a un prestigiado restaurante conocido como La Casa del Pastor y ahí se pone romántico con una botella de vino tinto, así como con unos tragos de ron y se come a besos a sus jóvenes acompañantes.

Las fuentes informativas comentan que el año pasado confesó ante un grupo de amigos, que estaba completamente enamorado de Daniel Bisogno, conductor del programa Ventaneando, pero que nunca tuvo la oportunidad de decírselo por miedo al rechazo que pudiese haber sufrido por parte de dicho conductor. Y es que es bien sabido que a Bisgono le gustan los chavitos altos, delgados y güeritos, con los que acuden con regularidad a los bares que se encuentran instalados sobre la calle Amberes, en la zona rosa.

 
 
 

De hecho, el 20 de mayo 1996, durante la presentación de una novela que se llamó «Nada Personal» a la que también asistió en ese tiempo Gustavo Adolfo, quien una vez que ya tenía su cobertura lista y al iniciar el convivio para la prensa que había sido convocada, se puso una borrachera y se dio tremendos besos con un reportero ya fallecido del extinto Diario La Tarde, que se llamaba Arturo Cifuentes, oriundo de Chihuahua, Chihuahua.

Incluso, por ahí se rumoró en ese tiempo, que ya entrados en copas, ambos se fueron de «la manita» a vivir una noche de retorcida pasión en un hotel de la colonia San Rafael, muy cercano a la estación San Cosme del Metro, que pertenece a la línea 2 que corre de Cuatro Caminos a Taxqueña.

Incluso, tras ese encuentro tan íntimo, el mismo Arturo Cifuentes –quien por cierto años después murió en la indigencia en calles de la Zona Rosa y víctima de un alcoholismo muy avanzado- presumía constantemente ante varios reporteros que en ese tiempo cubrían la fuente de espectáculos, que «se cogía muy seguido a Gustavo Adolfo» y que incluso, tenía que darle «unos putazos en las costillas y jalarle las greñas para que apriete porque ya estaba muy aguado», además de que le gustaba vestirse como mujer.

Por algo varios artistas que han tenido diversos problemas con Gustavo Adolfo, comentan constantemente que es un homosexual, bicicleto, alcohólico y drogadicto. Aunque también es conocido que cuando trabajaba para televisa era protegido del actor y productor Ernesto Alonso quien ya en su etapa de madurez se declaró abiertamente gay.

 
 
 
 
 “Es de closet. Ya tomado le da por sobarle la pierna a los compadres”, escribió una persona identificada como Doña Carmelita @CarLon_2020; “Ay, mis amores, yo viví un tiempo en la calle de Kant y me lo encontraba seguido entrando a Cadena3 con sus pu71shorts, pues se iba a correr y ligar muchachitos en el Circuito Gandhi”, escribió por su parte la cuenta La Gran Cachirula @CachirulaLaGran.
 
 
Cabe recordar que el 28 de mayo 2020, Amorfo Infante fue blanco de duras críticas y burlas debido a que en redes sociales circularon una fotografías donde aparecía muy sonriente vestido de mujer

 

 

                                                
 

Tras el escándalo, Gustavo tuvo que aceptar de inmediato que las fotos eran reales y que incluso había un video pero aclaró que se pintó los labios, se maquilló, se puso una peluca rubia y un vestido blanco, –muy al estilo de Marilyn Monroe- para cumplir un reto que le hizo la cantante Ninel Conde «El Bombón Asesino», cuando él/ella trabajaba para Telemundo.

 


Sin embargo, quienes lo conocen personalmente aseguran “que se sintió como pez en el agua, porque ha tenido pocas oportunidades de sentirse mujer, de vestirse como tal –sobre todo caracterizarse como Marilyn Monroe- y soñar con que algún  jovencito apuesto –como a él le gustan- le robe miles de besos y de paso, ‘le de pa sus tunas´ “
 
 
 

Loading