mayo 22, 2024

Periodistas Sin Censura

La Otra Cara de la Noticia

Comienza La Guerra Entre Rusia Y Ucrania; México y EUA Condenan El Conflicto

 
 
 
*El gobierno de Vladimir Putin señala que “no es una guerra, es una operación militar
 
 
*Largas filas de automovilistas se han conformado en la ciudad de Kiev para abandonarla ante los constantes bombardeos
 
 
*Los movimientos de las principales bolsas de Europa y Asia han comenzado a irse a la baja 
 
De la redacción
 
 
 
 

Luego de que anoche, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunciara el despliegue de una operación militar rusa en Ucrania, y de que de inmediato comenzaran a reportarse diversas explosiones por el territorio, Sergiy Kyslytsya, el embajador de este país ante la ONU pidió “parar la guerra”. En tanto en las calles de Kiev ya se han comenzado a formar largas filas de automovilistas, que desesperados intentan abandonar esa ciudad.

 
 

Los gobiernos de México, Estados Unidos y países europeos, han mostrado su rechazo ante este conflicto, que violenta la soberanía y la tranquilidad de Ucrania, conflicto que se debe solucionar por la vía pacífica; a pesar de los fuertes y constantes bombardeos, Rusia respondió que “no es una guerra, es una operación militar”.  La unión americana se reunirá con sus aliados, es decir con el Grupo de los Siete –Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón y Reino Unido– para establecer medidas severas contra Rusia y acabar rápidamente con este conflicto y es que informes de último minuto señalan que el ejército de Bielorrusia se unieron a Putin para atacar a Ucrania.

 

El gobierno ucraniano señala en un comunicado que es un ataque a la soberanía y tranquilidad del país y su gobierno hará todo lo posible y utilizará todos los recursos que estén a su alcance para defenderse de los ataques. Mientras tanto en la embajada de Ucrania en México ubicada en la colonia Lomas de Chapultepec, no se observaba ningún movimiento hasta la media noche del miércoles.
Esta situación provocó que las operaciones de las principales bolsas de Europa y Oriente principalmente comenzaron a mostrarse a la baja.

 
“Rusia debe parar la guerra”, instó el diplomático en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en una reunión de emergencia sobre la situación en Ucrania.

 
 

Por otra parte, el Gobierno ucraniano aseguró hoy que Ucrania se defenderá de la invasión a gran escala que Rusia acaba de anunciar y que ganará.

 

​La respuesta de Rusia

 

“No es una guerra, es una operación militar”, dijo su homólogo ruso Vassily Nebenzia, al responder al ucraniano.

Además de aclarar que se trata de una operación militar y no de una guerra, el embajador ruso ante Naciones Unidas, recalcó que el objetivo de esta “operación especial” es “proteger a las personas que desde hace ocho años llevan sufriendo un genocidio por parte del régimen de Kiev” y “desmilitarizar” Ucrania.

 
 
 
Mientras, el gobierno de Ucrania cerró su espacio aéreo a la aviación civil, indicó este jueves el ministerio de Infraestructura, luego de que Vladimir Putin anunciara el lanzamiento de una operación militar contra el país.

 

El ministerio dijo que el espacio aéreo quedaba cerrado “a raíz del alto riesgo para la seguridad”, deteniendo el tráfico civil poco después de medianoche.

 

Así mismo comenzó la evacuación de los pasajeros y el personal del aeropuerto, informó el despacho, citado por Interfax Ucrania.
 
 
Ucrania tiene la pésima suerte de estar ubicada en los confines de Europa, donde Asia se despereza. Así, ha sufrido invasiones constantes desde el siglo XIII de nuestra era cuando los mongoles arrasaron con lo que se conocía como el Rus de Kiev, entidad que forjó la identidad ucraniana. Otros invasores incluyeron La Mancomunidad Polaco-Lituana; el Imperio Austro Húngaro; el Imperio Otomano; el Imperio Zarista Ruso; y la Unión Soviética. 
 
 
 

Es a partir de 1991 cuando Ucrania realmente ingresa en los anales de las naciones independientes. Esto parece haber llegado a su fin por las mismas razones que el valiente país confrontó a lo largo de su historia: cambios en los ejes de poder mundial que crean necesidades geopolíticas en las naciones a su alrededor.

 

 

Hoy el país con mayores ambiciones geopolíticas es Rusia. Las otras potencias mundiales están absortas en profundas crisis internas que les obligan a fijar su atención política y recursos a las agendas domésticas. En efecto, luego del 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos inició un proceso de aislacionismo que se acentuó con Donald Trump y con Joe Biden. Afganistán lo ha profundizado al punto de que el único tema que comparten los seguidores de la teoría conspirativa QAnnon y los militantes anti racismo de Black Lives Matter es el rechazo profundo a la globalización y a todo aquello que se perciba como extranjero.

Europa está hundida en un marasmo económico que no parece ofrecer oportunidades a su juventud. La fractura del Brexit, por otra parte, aún le duele. China está dedicada al cambio de su modelo económico que ahora se basa en la satisfacción y crecimiento de su demanda agregada para mantener contentos a 620 millones de habitantes que hoy son clase media. Estados Unidos, Europa y China prefieren desentenderse del mundo mientras recomponen sus sistemas domésticos. Solo Rusia está en plan de activismo mundial.

 

 

Dos factores impulsan su conducta. El primero es su percepción de que este es un momento de debilidad en Europa y Estados Unidos. En segundo lugar, se ha dado cuenta de que los desacuerdos entre Estados Unidos y China le abren una ventana de oportunidad magnífica para acercarse a la potencia emergente asiática que siempre le fue hostil.

 

 
Putin sabe que Europa depende de su gas y de su petróleo y que Estados Unidos no va a llevar el disenso hasta las últimas consecuencias. De manera que se ha fijado como objetivo establecer los linderos del nuevo mapa de poder mundial y esos linderos pasan por Ucrania, país que culturalmente está más cerca de Europa, pero geográficamente constituye la puerta de entrada para un ataque militar a Rusia. 
 
 
 

Y, al igual que los mongoles, se apresta a desintegrar el estado nación que conocemos como Ucrania para crear a su alrededor un conjunto de estados vasallos que cierren las puertas a un ataque militar al tiempo que le permitan acceder a los ricos depósitos minerales que encierra Ucrania.

 

 
Habrá que ver si estas fronteras diseñadas por Putin satisfacen las necesidades de defensa de Europa o los cálculos geoestratégicos de China. Si no fuera ese el caso vamos hacia un periodo prolongado de inestabilidad en el este de Europa que le puede costar caro a sus actuales gobernantes, pero también a Putin, cuya población comienza a sospechar que detrás de los ataques a Ucrania hay una estrategia de control doméstico y perpetuación en el poder que quizás no quiera bancar.
 
 

Ante este panorama, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubon, señaló que México rechaza el uso de la fuerza bélica.

 

A través de su cuenta de Twitter, el canciller hizo un llamado a ambos países a encontrar una salida pacífica, por lo que se colaborará con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para encontrar un espacio de diálogo.
 
 
 
“México rechaza el uso de la fuerza, reitera su llamado a una salida política al conflicto en Ucrania y respalda al Secretario General de la ONU en pro de la paz. Trabajamos con otros países para encontrar un espacio de diálogo”
 
 
 
Asimismo, en otro tweet aseguró que la SRE se mantiene en comunicación con la Embajada de México en Kiev, donde los diplomáticos mexicanos se reportan “bien” y atentos para una “protección” consular para las familias de connacionales.
 

 

Cabe mencionar que minutos antes, México se pronunció en la sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU, respecto al conflicto y la posible invasión rusa. Alicia Buenrostro lamentó que a pesar del llamado a que se llegue a una solución diplomática y el llamado por la paz, las tensiones no han hecho más que aumentar en la frontera ucraniana.

 

 
Recordó que hace tan solo unas semanas el presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró ante la ONU que no invadiría Ucrania; sin embargo, su palabra no fue suficiente en este caso ya que anunció lo contrario a sus últimas declaraciones.
 
 
 
A las 21:56 horas, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, acusó a través de su centa de Twitter a su homológo ruso, Vladimir Putin de haber llevado a cabo un “ataque injustificado y sin provocación” contra el pueblo ucranio y ha alertado de las consecuencias “catastróficas” que supondrá.
 

 

“Solo Rusia es responsable por la muerte y la destrucción que este ataque supondrá y Estados Unidos y sus aliados y socios responderán de un modo decisivo. El mundo hará que Rusia rinda cuentas”, subrayó.

 

Loading