julio 15, 2024

Periodistas Sin Censura

La Otra Cara de la Noticia

Explotación Laboral Infantil, Grave Problema en México: Ricardo Espinoza 

 
 
*El delegado de México ante la OIT considera que al gobierno federal le faltan medidas concretas para controlar esa situación
 
 
 
*3.3 millones de niños son explotados en las calles, en el campo y en las minas e incluso son obligados por sus padres para que trabajen
 
 
 
 
Juan Bermúdez/Reportero
 
 
 
El próximo lunes 12 de junio, se celebra el Día Mundial Contra El Trabajo Infantil, pero en Méxiclo, realmente no hay nada de qué vanagloriarse, pues el 11.5 % de los más de 38.2 millones de niños, niñas y adolescentes que tienen entre 5 y 17 años de edad, –lo que equivale a 3.3 millones de ellos–, realizan trabajos forzados en minas, campos, en las calles, labores domésticas en casas y muchas veces hasta son prostituidos por organizaciones delictivas.
 
 
 
De ellos y ellas, 2 millones llevan a cabo trabajo clasificado como peligroso o con exposición a riesgos y 800 mil tienen menos de 15 años -la edad mínima de admisión al empleo según la legislación mexicana-.
 
 
 
 
Cabe señalar que el Día Mundial Contra El Trabajo Infantil tiene como objetivo servir de catalizador para el movimiento mundial contra el trabajo infantil. Haciendo hincapié en el vínculo entre justicia social y trabajo infantil, el lema del Día Mundial en 2023 es “Justicia social para todos.
 
 
 
De acuerdo con datos recientes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), La tasa de trabajo infantil es casi el doble en las áreas rurales que en las áreas urbanas, lo cual indica que la mayoría de los niños y niñas que trabajan lo hacen en el sector agrícola. 
 
 
 
 
También, involucra más a hombres que a mujeres (73.2% son niños y 26.8% son niñas respecto al total de quienes laboran), aunque posiblemente se está invisibilizando el trabajo doméstico y de cuidados que afecta desproporcionadamente a las niñas y mujeres.
 
 
 
 
Ante este panorama tan desolador que se presenta en tierras aztecas, Ricardo Espinosa López, quien funge como delegado ante la OIT –instancia con sede en Ginebra, Suiza-, señala que México no ha podido controlar el trabajo infantil, toda vez que el gobierno federal no ha puesto atención en ese problema.
 
 
Ricardo Espinoza López, Delegado en México ante la OIT (foto especial)
 
“México está muy lejos de de celebrar victoria respecto al trabajo infantil, pues uno sale a la calle y ve niños, niñas y adolescentes que están trabajando en pésimas condiciones y son explotados e abandonados por sus padres o bien, obligados por ellos a que trabajen”, resalta.
 
 
 
 
Entrevistado tras su participación en el Conversatorio Laboral “El escenario sindical en México después de las legitimaciones”, considera que al gobierno mexicano le han faltado medidas concretas y acciones muy específicas para proteger al sector infantil de la explotación laboral.
 
 
El también Secretario General de la Confederación Auténtica de los Trabajadores (CAT), considera que el gobierno no ha atendido adecuadamente el problema de la explotación infantil (foto especial)
El también Secretario General de la Confederación Auténtica de los Trabajadores (CAT), expone que lo más probable es que actualmente el país se queda lejos de lo que sucede en este tenor, pues en las zonas urbanas se ven muchos infantes vendiendo, haciendo diversas cosas para subsistir.
 
 
 
Pero –aclara-, en el ámbito formal es muy “relativa” la explotación infantil, es poco, salvo en ciertos lugares clandestinos como el campo, las minas, pero realmente el problema más fuerte está en la calle, donde se observan cotidianamente.
 
 
 
“Estamos muy lejos de tener medidas efectivas que prevengan este caso, y por lo tanto hay que presionar como ciudadanos y en el mundo del trabajo para que se cumplan las leyes y mejoren estas circunstancias”, resalta Espinoza López.
 
 
 
Durante el cuestionamiento, el especialista en relaciones laborales por el Instituto de Posgrado en Derecho, habló sobre el tema del trabajo a distancia que cobró auge cuando ocurrió la pandemia del Covid-19 en México, del cual considera que es una “buena medida” que se debe cumplir aunque no de una forma absoluta.
 
 
 
“´Pues depende mucho del tipo de actividad que realice el trabajador y sus horarios, incluso el trabajador se puede desconectar porque tiene ese derecho, pero también debe tomar en cuenta el tipo de responsabilidad que tenga”, concluye.
 
 
 

Loading