abril 19, 2024

Periodistas Sin Censura

La Otra Cara de la Noticia

¡Por Corruptos!: Exigen Custodios Renuncia de los funcionarios Pablo López Jaramillo y Enrique Serrano Flores

 
*Los inconformes dicen que son obligados a cometer diversos actos de corrupción y ser cómplices de diversos ilícitos como la venta de droga, extorsiones
*Aseguran que también son forzados a participar en fugas de reos que pertenecen a peligrosos grupos delictivos y que están a punto de ser trasladados a penales de máxima seguridad.
 
De la redacción
 
 
 
Un nutrido grupo de custodios adscritos a los reclusorios de la Ciudad de México, exige la renuncia inmediata de Pablo López Jaramillo, director de Seguridad Penitenciaria y de Enrique Serrano Flores, Subsecretario del Sistema Penitenciario, toda vez que les obligan a cometer diversos actos de corrupción y ser cómplices de diversos ilícitos como la venta de droga, extorsiones así como fugas de reos que pertenecen a peligrosos grupos delictivos y que están a punto de ser trasladados a penales de máxima seguridad.
 
 
 
                                                                   
 

En una carta dirigida a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo y al titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), Omar Hamid, García Harfuch, señalaron que en apego al artículo 8o Constitucional, hacemos de su conocimiento que estamos en la mejor disposición, a fin de seguir trabajando ética y profesionalmente en lo que respecta a la Seguridad Penitenciaria, y en este sentido atiendan lo siguiente:

 

 
                                                                       
 
Abordaremos las malas condiciones que tenemos en el Reclusorio Oriente, Norte, Sur y demás por el ineficiente liderazgo de Pablo López Jaramillo actual Director Seguridad Penitenciaria. Es corrupto que no cumple con una formación: Educativa, Ética y Profesional. Abusa de su autoridad, su única ambición es la corrupción. Promueve los principales problemas dentro de las cárceles, la venta de toda clase de privilegios, y consumo de drogas que no acaba. 
 
 
 
 
Las altas cifras de extorsiones telefónicas que se realizan con pleno conocimiento de Jefes, ya que cobran renta a cada interno que tenga un celular a través de reos de confianza y así se deriva. “La extorsión telefónica”, es el segundo delito más cometido en México.
 
 
                                                                   
“Somos perjudicados por la corrupción, siendo que el personal encargado de checar las tarjetas de asistencia (checadores), recaudan mucho dinero y no hacen nada por erradicar la mala práctica, ni cámaras les pone Pablo López Jaramillo, tampoco el subsecretario Enrique Serrano Flores para controlarlos. Al personal administrativo le exigen un monto de ($150 pesos) y ($50 pesos) a Custodios, cada quincena para poder comprobar que asisten a trabajar. Hasta el momento es tolerado por estos funcionarios sin ética profesional”, señalan los inconformes.
 
 
 
 
Únicamente, argumentan, en Reclusorios los Custodios tiene que checar tarjeta de asistencia, como si fuéramos administrativos. Por lo que, también solicitamos que se suspenda. Puesto que nosotros nos presentamos a nuestras labores por medio de pase de lista uniformados y así firmamos nuestra asistencia a laborar como se efectúa en todas las Corporaciones Policiales.
 

 

 

 
 
En la misiva, los custodios señalan que “se ejerce explotación laboral al personal. Es decir, los mandos corruptos dan la orden de quedarse más tiempo de su jornada laboral de 24 horas. Exigiendo y obligando a quedarse 12 horas más. Sin ninguna percepción económica por hora extra laborado. Según la Ley Federal del Trabajo; La jornada extra no debe rebasar tres horas diarias, y las primeras 9 horas extras laboradas deben pagarse al 100%. Por falta de personal se presentó que tres reos 1.-Víctor Manuel Félix Beltrán, 2.- Luis Fernando Meza González, 3.- Yael Osuna Navarro, se fugaran del Reclusorio Sur”.
 
 
Esta es la carta que los custodios enviaron a Claudia Sheinbaum Pardo y Omar García Harfuch

 

 

“No hay personal para realizar debidamente protocolos de revisión. Al Señor Pablo López Jaramillo, y a Enrique Serrano Flores les conviene que (NO) haya personal, a fin de tramar posibles fugas con éxito y que obviamente reciban fuertes cantidades de dinero”.
 
 
 
 
 
“Exigimos la renuncia de Enrique Serrano Flores como Subsecretario del Sistema Penitenciario, asimismo del Director de Seguridad Penitenciaria Pablo López Jaramillo. Porque no realizan ningún cambio eficiente donde contrarreste estas situaciones”.
 
 
 
 

Los inconformes señalan en la misiva que “su actuar es pésimo y dan vergüenza en honor al Servicio Público en el ámbito de la Seguridad, tienen denuncias penales por abuso de autoridad, evasión de presos, fomentan las extorsiones telefónicas, el narcomenudeo, permiten el goce de privilegios y tratos especiales a los internos, autorizan la entrada de visitas sin el debido registro de acceso por ley al centro. Reciben dinero, por reos que en efecto tienen que estar en reclusorios federales”.

 

 
 
 
Pablo López Jaramillo es déspota y sin ética profesional: En sus visitas a reclusorios solo le interesa recibir su mochada, se dirige a jefes y a tropa de manera despectiva teniendo una actitud de desprecio. Busca amenazar e intimidar con sus puestas a disposición al personal por situación que suponga una anomalía. 
 
 
 
 
Sin escuchar razones y sin tener la mínima empatía. Los buenos líderes se caracterizan por ser comprensivos y cercanos a su equipo. Además el buen jefe es aquel capaz de motivar e inspirar a sus empleados, fomentar y resolver las carencias que podría existir. Un mal liderazgo afecta y repercute también en la toma de malas decisiones. 
 
 
 

De tal manera que:

 

 
 

1. No motiva a sus empleados, por el contrario sobaja. 2. No siente empatía con quienes son sus subordinados, por ende no aumenta el espíritu de cuerpo. 3. No tiene buen criterio, por ende es altivo. 4. No mira sus propios errores y genera hostigamiento laboral.

 

 
 
 
Pablo López Jaramillo es gente del ex-jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera, desde el año 2012 aún sigue teniendo todo el control de las cárceles, tiempo que no se ven resultados efectivos a fin de tener en mejores condiciones a los Oficiales Custodios. En los últimos 4 años, 19 de nuestros compañeros fueron asesinados vilmente como parte de esta corrupción. Por lo tanto, señalamos que no cuentan con nuestro respeto, ni respaldo. 
 
 
 
 

Nunca atienden las necesidades; falta de personal, capacitación, equipo táctico, explotación laboral, bajos sueldos, fugas de reos. Es por ello, necesario un cambio completo en el sistema penitenciario de la CDMX, con un adecuado Servicio Profesional de Carrera, donde su misión y visión sea moderno y eficaz.

 

 
 
 
“Estamos a sus órdenes y esperamos en Ustedes atiendan esta respetuosa petición estipulada en el artículo constitucional antes mencionado, en carácter de urgente, a fin de resolver con mano firme”, concluyen.

Loading