mayo 19, 2024

Periodistas Sin Censura

La Otra Cara de la Noticia

Proliferan Gaseras Clandestinas en Edomex Por Complicidad De Autoridades

 
*Dichos establecimientos representan una auténtica “bomba de tiempo” para los habitantes
 
 
*Esta situación ha representado por apertura y permisos, más de 20 millones 500 mil pesos para los titulares de la CRE
 
 
 
De la redacción
 
 
Estado de México.-  Luego de la denuncia que presentó una organización civil sobre la desmedida proliferación de gaseras clandestinas en esta entidad, salió a relucir una amplia red de corrupción y complicidades encabezada por Leopoldo Vicente Melchi García presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), sus hijos Carlos y Alejandro –quienes fungen cómo operadores financieros- y Guillermo Vivanco Monroy, Secretario Ejecutivo de la misma dependencia, con la que han obtenido ganancias superiores a los 20 millones de pesos mensuales.
Leopoldo Vicente Melchi García, Presidente de la Comisión Reguladora de Energía y su negocio redondo (Foto especial)
De acuerdo con vecinos y la organización Conciencia Ciudadana Estado de México, en la entidad opera una banda especializada en el robo de pipas cargadas con gas licuado de petróleo (LP) y aseguraron que este producto se vende en depósitos clandestinos que al operar bajo condiciones irregulares representan una “bomba de tiempo” y obtienen jugosas ganancias.

 

 
De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), hay una denuncia en la que especifica que de enero a mayo de 2022 se ha detectado un aumento significativo en los robos de estos vehículos, además de la apertura de un mayor número de puntos de venta clandestina de gas lp en zonas de la entidad, particularmente en Toluca.
 
 
                                                                         
 
 
A través de Israel Santana, Conciencia Ciudadana Estado de México, aseguró que han contabilizado por lo menos 41 gaseras ilegales, lo que genera una situación de riesgo para los ciudadanos, por el hecho de que se instalan cerca de viviendas y escuelas. 
 
Cada uno de esos depósitos paga 500 mil pesos semanales a las autoridades para que les abastezcan el combustible sin mayores problemas, lo que representa una ganancia de 20 millones 500 mil pesos para quienes distribuyen el gas.
 
 
 
 
También denunció una confabulación con la Comisión Reguladora de Energía (CRE), que dirige Leopoldo Vicente Melchi García y de Guillermo Vivanco Monroy, Secretario Ejecutivo de la misma dependencia, pues sólo durante este año, vecinos y la asociación han presentado 35 denuncias por las diversas estaciones ilegales de carburación y sin embargo, la dependencia encargada de vigilar, ordenar y supervisar estos puntos de venta, no han hecho nada para impedir su proliferación.
 
 
 
“Carlos y Alejandro Melchi son los hijos de Leopoldo Melchi , presidente de la CRE, quienes se dedican a extorsionar a los solicitantes de permisos, bajo el cobijo de su papá. Les llaman diciendo que el solicitante debe pagar una cantidad de entre 500 mil y un millón de pesos, dependiendo del tipo de permiso, si no, será bajado del pleno el asunto que se trate. Para ello, estos tipos una vez que está definida la lista de temas para aprobarse en el pleno del mes que corresponda, se dedican a llamar a los solicitantes pidiendo dichas cantidades. Adicionalmente a pesar de que la 4T proclama que está en contra del nepotismo, el presidente de la CRE tiene trabajando dentro de la Comisión a Melissa Ramírez, quien es novia de uno de sus hijos. Ella se encarga de monitorear los temas que se van a aprobar para que los hijos de Melchi puedan hacer su labor de extorsión”, señala la ONG.
 
 
Durante la protesta enumeraron que hay en Nicolás Romero 5 gaseralas ilegales, en Los Reyes Acaquilpan 5; en San Vicente Chicoloapan  1; en Ecatepec  5; en Chimalhuacán 9 y en Almoloya de Juárez 3.
 
 
 
                                                                                 
 
Además de en  Zinacantepec 1; Chalco 4; Toluca 4; Ixtapaluca  2; Tianguistengo 2 y Los Reyes La Paz 1.
 
 
 
 
“Además, tenemos más de 200 denuncias de vecinos de otros puntos, también en el Estado de México que se han quejado de lo mismo, que de la noche a la mañana aparecen las gaseras clandestinas y que venden todo el día. En todos los alrededores huele a mercaptano y eso les genera molestias, vómitos, dolores de cabeza y daños a la salud”, expuso Israel Santana.
 
 
 
 
Como consecuencia de la negativa de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) al no intervenir, exigen a las autoridades tanto municipales, estatales y federales, llegando incluso al presidente Andrés Manuel López Obrador intervengan para que la situación no se complique más al grado de algún accidente.
 
 
 
 
 
“Los hemos denunciado, esos puntos de venta son una bomba de tiempo, si no las regulan, si no les exigen las reglas mínimas de seguridad para operar, pueden desencadenar una tragedia”, aseguró.
 
 
 
 
De acuerdo con agentes de investigación de la FGJEM, hay una  banda de “gasicoleo” podría estar operando en contubernio con algunas autoridades, argumentando que a pesar de las denuncias previas, siguen en operación los puntos clandestinos de distribución.
 

Según los agentes policiacos, en algunas ocasiones los funcionarios visitan estas gaseras clandestinas a las que colocan sellos de clausura, sin embargo, en cuestión de días estas vuelven a la normalidad, por lo que se sospecha la existencia de cuotas económicas a cambio de permitir la comercialización del gas LP de dudosa procedencia.

 
 
 
 
 
Las organizaciones de gaseros busca que el asunto llegue hasta el despacho del gobernador Alfredo del Mazo, para que este intervenga de manera directa ante lo que consideran una situación de latente riesgo en zonas urbanas.
 
 
 
A su vez, asociaciones de vecinos de la capital mexiquense han llevado a cabo algunas protestas para exigir la clausura de al menos 10 gaseras clandestinas que funcionan en esta región sin las medidas de protección civil necesarias.
 
 

Esta problemática persiste desde 2021, año en el que autoridades estatales y municipales de Toluca se reunieron con pobladores para abordar las denuncias sobre este tipo de establecimientos, y en esos encuentros se determinó que un gran número de puntos de venta operan sin los permisos correspondientes.

 
 
A pesar de la promesa de los gobiernos locales para remediar esta situación, las gaseras clandestinas no permanecen más de dos días clausuradas, por las que se presume una presunta red de corrupción y complicidades.
 
 
 
 

Loading