noviembre 28, 2023

Periodistas Sin Censura

La Otra Cara de la Noticia

DESMIENTE FGR HALLAZGO DE LOS CUERPOS DESMEMBRADOS DE DOS MARINOS SECUESTRADOS POR EL CJNG

*La instancia atrajo el caso y continúa con las investigaciones para dar con el paradero de ambos elementos de la Semar
*En un primer momento, las indagatorias eran coordinadas por la Fiscalía de Jalisco, pero no dio buenos resultados
La Fiscalía General de la República (FGR) desmintió la información de que había encontrado los cuerpos desmembrados de los dos elementos de la Secretaría de Marina (Semar) y ejerció su facultad de atracción en las investigaciones abiertas para dar con el paradero de las víctimas quienes fueron secuestradas en Zapopan por presunta represalia al arresto de Rosalinda González Valencia, esposa de Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”.
En un primer momento, las indagatorias eran coordinadas por la Fiscalía de Jalisco, donde ocurrieron los hechos, pero ante los malos resultados que obtuvo, ahora la dependencia federal lidera el caso a través de la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (FEMDO).
Pese a labores de búsqueda, aún no se ha localizado al chofer y la oficinista, supuestamente “levantados” por órdenes de Laisha Michelle Oseguera González, hija del Mencho, y del yerno del líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Christian Fernando Gutiérrez Ochoa.
Consultada al respecto, la Fiscalía de Jalisco no ofreció una respuesta oportuna para actualizar el alcance de sus labores en esta indagatoria.
Apenas el 18 de noviembre reciente, la dependencia había reiterado que se trabajaba de manera conjunta, pero no se opondrían a dejar la mayoría de las responsabilidades en manos de la FGR.
“Ambas instituciones lo estamos trabajando en el ámbito de nuestras facultades y responsabilidades, ambos podemos hacerlo, y desde luego, el objetivo es la localización de los compañeros, la localización de los responsables en una colaboración amplia de las dos esferas, estatal y federal”
“Si en algún momento hubiera una facultad de atracción también accederíamos de inmediato”, dijo a los medios el fiscal Gerardo Octavio Solís Gómez.
Las investigaciones se han centrado en límites de Jalisco y Nayarit, a donde se presume que fueron trasladados los agentes de la Semar.
Previamente los operativos se desarrollaron en la Zona Metropolitana de Guadalajara, así como colonias residenciales de Zapopan donde se sospecha, habitaban Laisha Michelle y Christian Fernando, de 20 y 24 años, respectivamente.
Tanto la hija del Mencho y su pareja sentimental son identificados como autores intelectuales del secuestro, según confirmaron fuentes de inteligencia naval a este medio.
Policías del estado dieron con la camioneta, placas de Jalisco JLS-1552, Jeep Wrangler color blanco, modelo 2017, donde supuestamente fueron secuestrados los agentes de la Octava Zona Naval el pasado 15 de noviembre por la noche.
Escondida de la colonia el Campanario, en Zapopan. Ese es el principal indicio, junto con los nombres de la hija y el yerno del cabecilla del CJNG.
La unidad fue puesta a disposición del Ministerio Público Federal para su procesamiento y búsqueda de evidencias que apunten al paradero del Cabo conductor y la Segunda Maestre de Infantería.
Los efectivos de la Marina no estaban involucrados en la detención de González Valencia, pero los sicarios que fueron por ellos habrían actuado en venganza, debido a que el Ejército, FGR y el Centro Nacional de Inteligencia cumplieron una orden de reaprehensión porque la esposa del Mencho no se presentó a firmar el libro de procesados por el caso de lavado de dinero que se le sigue.
Con ello violó su libertad condicional, la cual obtuvo luego de pasar tres meses encerrada en 2018 y pagar una fianza de 1.5 millones de pesos. El juez del Centro de Justicia de Cuernavaca le dictó prisión preventiva oficiosa dos días después de su nuevo arresto. Su abogado ha dicho que la acusada no acudió a la Unidad de Medidas Cautelares por amenazas de la Semar.
Los agentes secuestrados el lunes pasado estaban en comisión de servicio, porque esa noche asistirían a una reunión ordinaria en Zapopan, pero previamente acudieron al Wal-Mart de las avenidas Aviación y Santa Margarita. Sus superiores les ordenaron no presentarse de inmediato y decidieron ir por alimentos. El mando en la unidad bajó y al regreso no encontró a sus compañeros ni el vehículo en el estacionamiento.

Loading