mayo 19, 2024

Periodistas Sin Censura

La Otra Cara de la Noticia

Edil Miguel Ángel Gamboa Monroy, Criminal Consumado

*El presidente municipal de Zumpango, es experto en el chantaje, el fraude, la extorsión, los levantones y asesinatos
 
 
*Protege a tres grupos delictivos identificados como el Sindicato 22 de Octubre, la USON y “Los Sapos”, liderados por Christian Jesús Castillo Grimaldo, Guillermo Fragoso Báez y Armando Ángeles, respectivamente

 

 
*Lo responsabilizan de los últimos tres asesinatos contra choferes, ocurridos sobre la carretera México-Pachuca y del bloqueo que se ha efectuado este viernes sobre la misma arteria
 
De la redacción
 
 
 
Zumpango, Estado de México.- Choferes de camiones para carga y pasajeros denunciaron que desde hace más de seis meses son víctimas de constantes extorsiones, amenazas y asesinatos por parte de grupos pertenecientes al crimen organizado que son protegidos por el presidente de este municipio, Miguel Angel Gamboa Monroy, quien tiene en su haber un amplio historial delictivo.
 
 
                                                                   
Los habitantes de esta localidad padecen por el incremento en doce diferentes tipos de delito, principalmente robos a casa habitación, homicidios dolosos, desaparición de personas, delincuencia organizada y narcotráfico, cuya tasa por cada 100 mil habitantes, es la más alta en el Estado de México. Todo esto se deriva por la mala y mafiosa administración que ejerce Gamboa Monroy.
 
 
 
 
 
Señalaron que en lo que va de esta semana, han sido asesinados tres operadores de unidad que circulaban sobre la carretera México-Pachuca por negarse a pagar “derecho de piso” y especificaron que las células responsables de dichos crímenes han sido identificadas como el Sindicato 22 de Octubre, liderado por Christian Jesús Castillo Grimaldo; la Unión de Sindicatos y Organizaciones Nacionales de la República Mexicana (USON), encabezada por Guilermo Fragoso Baez, El Jefe” y/o “El Memo” y “Los Sapos”, dirigidos por Armando Ángeles.
                                                                       
Por esta situación, decidieron bloquear este viernes 26 de agosto, dicha arteria vehicular  a la altura de Tizayuca y exigieron al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador así como a las autoridades del Estado de Hidalgo, mayor seguridad y la detención de los responsables del tercer asesinato cometido en la zona, contra un conductor muerto anoche en un “asalto”.
 
 
     
 
Cabe recordar que no es la primera ocasión que sucede este tipo de situaciones en esta localidad y sus zonas aledañas, toda vez que el pasado 22 de febrero, una manifestación de transportistas exigió a Miguel Ángel Gamboa el pago de 600 mil pesos y que ponga fin a extorsiones de policías. La protesta concluyó con la quema de un auto y el registro de detonaciones al parecer explosivos de fabricación casera.
 
 
 
 

Personal de la Guardia Nacional, de la policía estatal y municipal fueron desplegados, pero no intervinieron en el control de uno de los dos grupos, integrado por hombres armados que se desplazaban en camionetas y autos y trataron de intimidar a los trabajadores de las unidades de transporte.

 

                                                                     

Los transportistas de manera pacífica efectuaron dos bloqueos. Uno de ellos en el cruce de las avenidas Bicentenario-Hidalgo, el Crucero de Paseos San Juan, Los Reyes Acozac-Zumpango y Bicentenario-carretera Zumpango-Apaxco, para exigir la respuesta del alcalde de Morena Miguel Ángel Gamboa.

 

 
 

Durante la protesta, los trabajadores emplearon góndolas, una retroexcavadora, camiones tipo torton y tráilers. En forma directa a través de mensajes escritos en vinilonas y cartulinas exigieron al alcalde les pague el trabajo realizado.

 

 
 
 

Insistieron que desde el 2021, la alcaldía de Zumpango adeuda trabajos realizados al municipio por un monto de 600 mil pesos, además, denunciaron que son víctimas de extorsión por parte de agentes de tránsito municipal.

 

 
 
En esa ocasión, alrededor de la una y media de la tarde, al bloqueo de la carretera Los Reyes Acozac-Zumpango llegaron las unidades de hombres armados no identificados que pretendieron retirar los bloqueos. Hubo lanzamiento de explosivos, al parecer bombas molotov, que hicieron correr a los transportistas y a vecinos que caminaban por la zona.

 

 
 
 

Civiles grabaron con sus celulares los estallidos e incluso la quema de un auto particular al cual le cayó uno de los artefactos explosivos; imágenes que difundieron en redes sociales.

A seis meses del suceso, no hay versión oficial de lo sucedido. Vecinos locales aún exigen al gobierno federal así como al estatal que ponga freno a la incursión de hombres armados que se desplazan diariamente en vehículos, para amenazar y amedrentar a la población.

 
 
 
Es de señalar que con anterioridad a los sucesos mencionados, el presidente municipal, Miguel Ángel Gamboa Monroy ha sido señalado por diversas organizaciones civiles ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), como el autor intelectual del asesinato del periodista Luis Jorge Ciro Bastida Rodríguez, ocurrido el pasado 9 de diciembre, quien se dedicaba a publicar todas las anomalías que han surgido en la administración del edil. 
 
 
 
El comunicador era dueño y director de TV Región Zumpango, que se publicaba en Facebook y fue acribillado al mediodía de la fecha señalada, por dos sujetos que viajaban en una motocicleta, cuando la víctima en compañía de un amigo se encontraba a bordo de un automóvil deportivo, color azul eléctrico, estacionado frente a la sucursal de una Bodega Aurrera, ubicada en la esquina conformada por Avenida Melchor Ocampo y Callejón de la Luz.
                                                                     
Dicho medio digital tenía 353 mil 431 seguidores y se definía como una organización comunitaria y contaba con la participación de sus mismos suscriptores que en su mayoría aportaban información, peticiones, denuncias, comentarios, y memes que se efectuaban en torno a la “administración de miedo” que ejerce Miguel Ángel García Monroy.
Tras el atentado, Bastida Rodríguez y su acompañante fueron trasladados de emergencia hacia el Hospital de Alta Especialidad de esta localidad y a la Clínica 200 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que se encuentra ubicada en el municipio de Tecámac, pero el periodista falleció en el trayecto debido a la gravedad de sus múltiples heridas.
El hecho donde también aparece el nombre del munícipe, quedó asentado en la carpeta de investigación FTE/ZUM/02/MP/218/000610/21/12, misma que se encuentra celosamente guardada en la fiscalía mexiquense y nadie tiene acceso por lo que el crimen no se ha esclarecido.
La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México y organizaciones defensoras de periodistas como Artículo 19, se han sumado a las investigaciones extraoficiales del caso, pero al momento no han podido tener acceso a los documentos que integran la carpeta de investigación correspondiente.
Es de señalar que, durante las indagatorias realizadas por la FGJEM, los asesinos han sido identificados mediante las cámaras de seguridad que se encuentran instaladas a unos metros de dicho centro comercial, sin embargo, no han sido capturados, aunque también ya se sabe que ambos son integrantes de un grupo de choque denominado “Los Sapos” y que con anterioridad ya habían lanzado amenazas contra el reportero, por órdenes del munícipe.

Loading