abril 13, 2024

Periodistas Sin Censura

La Otra Cara de la Noticia

FELIX SALGADO, NARCOSENADOR

*De acuerdo con investigaciones, el ex gobernador de Guerrero recibía alrededor de 300 mil dólares por parte de “La Barbie”
*Cuando fue presidente municipal de Acapulco asistía a reuniones privadas con narcos, efectuadas en fraccionamientos de lujo
Juan Bermúdez
Félix Salgado Macedonio, senador de Morena y llamado gobernador de facto en Guerrero, recibió de 200 a 300 mil dólares mensuales en sobornos y se reunió con el narcotraficante de origen estadounidense, Edgar Valdez Villarreal, alias “La Barbie”, quien se destacó por ser sicario, guardaespaldas y operador de los Beltrán Leyva en Acapulco.
De acuerdo con informes proporcionados a periodistassincensura.com.mx, Salgado Macedonio asistió a un encuentro con narcos que operaban en el puerto turístico, cuando el actual legislador se desempeñaba como presidente municipal de Acapulco, de 2005 a 2008.
Cabe señalar que lo anterior coincide con lo que anteriormente se publicó en este espacio informativo, sobre la estrecha relación que tiene el legislador con el crimen organizado en ese puerto ubicado al sur del país.
Al menos existe el testimonio de un ex integrante de los Beltrán Leyva que aseguró haber visto al entonces alcalde guerrerense cuando se reunió con “La Barbie”, esto fue recién al comienzo de la administración local.
“Más que nada era para tenerlo controlado, se le daba un pago mensual”, aseguró el capo, pues Félix Salgado Macedonio habría sido sobornado todo su periodo de gobierno.
“Todos reciben, si no por gusto, por temor a que lo fueran a matar o acribillar”.
Dicha reunión se llevó a cabo en una residencia del fraccionamiento Las Brisas, donde vivía a todo lujo Valdez Villarreal.
El viejo amigo del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, desde entonces ha estado coludido con los narcos. El Chuy y el Salomón eran los encargados de llevar el dinero al alcalde de Acapulco, así como a otras autoridades locales, señalan los informantes, al autor de esta columna.
Todos los que llegaban al poder en Guerrero, desde presidencias municipales hasta la gubernatura, eran advertidos de su colaboración. Incluso se les apoyaba en campañas para adquirir el compromiso previamente.
Pero la colusión no terminaba ahí, pues los Beltrán Leyva corrompieron hasta el más alto nivel de la administración federal.
El líder de la organización, Arturo Beltrán Leyva, el Jefe de jefes y/o el Barbas, también sostenía reuniones con Genaro García Luna, ex titular de la desaparecida Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y de la entonces Secretaría de Seguridad Pública (SSP), hoy Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC).
Recientemente, uno de los testigos proporcionó más detalles sobre dos encuentros, uno en Cuernavaca, Morelos, y otro en la Ciudad de México.
Acerca de la primera reunión, los operadores criminales recogieron al jefe de la AFI en un McDonalds, a plena luz del día, luego de ello fue guiado a una zona residencial. Iba de camisa y pantalón, sin saco para ver al Barbas y a la Barbie.
Sobre la segunda vez, García Luna acudió a la colonia Jardines del Pedregal, ubicada al suroeste de la capital del país. En aquella ocasión también vio a los dos criminales y estableció el contacto directo con ellos: Luis Cárdenas Palomino, detenido en julio pasado por cargos de tortura y brazo derecho del ex secretario de Felipe Calderón.
Tanto García Luna como Cárdenas Palomino enfrentan acusaciones en la Corte del Distrito Este de Nueva York por haber colaborado con el Cártel de Sinaloa durante 19 años. El ex jefe de la AFI está preso y su juicio se ha previsto para el otoño de 2022.
Parte de esas corruptelas incluyeron sus participaciones con los Beltrán Leyva, pues ambos bandos formaban parte de la llamada Federación, una especie de sindicato entre cárteles que terminó confrontado y desató la narcoguerra más violenta en el país.
La colusión con grupos criminales permitió operar hombro con hombro a policías y sicarios en aras de eliminar a rivales. Eso sucedió en Acapulco, cuando el Cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva pelearon la plaza a los Zetas.
El Cártel de Los Beltrán Leyva era mandamás en el municipio de Acapulco cuando Salgado Macedonio era alcalde. Así lo exhiben documentos judiciales de la fiscalía mexicana y expedientes de las cortes del Distrito de Columbia y el Distrito Norte de Georgia, en Estados Unidos.
Acapulco era un punto de recepción de drogas provenientes desde la bahía de Tumaco, Colombia. Todo ocurrió sin mayor problema durante la presidencia municipal de Salgado Macedonio. “La Barbie”, indica el expediente juzgado en EEUU, coordinaba los arribos de lanchas rápidas y aviones que transportaban hasta 3 mil kilogramos de cocaína en una sola carga.
“Aunque AMLO ha dicho una y mil veces que en su gobierno se combate a los corruptos del pasado y no es tapadera de nadie en el presente, esto en los hechos no es real. Hay cadáveres en el armario de la 4T. En este sentido, vale preguntar ¿cuantas personas cercanas a López Obrador y su partido Morena, además del senador Salgado Macedonio, estuvieron involucrados con La Federación?.
Es de señalar que Félix Salgado Macedonio se desempeñó al frente del municipio de Acapulco sin molestar a narcotraficantes de Los Beltrán Leyva y quienes eran dueños del puerto. Ahora deja nuevos argumentos sobre la presunta corrupción con uno de los más cercanos a AMLO.
Quien por cierto, recientemente fue señalado como “narcopresidente”, por quien se autodenomina “el patrón de patrones”, Roberto Antonio Soto Mejía, capo de la droga en República Dominicana, quien asegura que le financió su campaña presidencial en 2018 con 300 millones de dólares.

Loading