mayo 29, 2024

Periodistas Sin Censura

La Otra Cara de la Noticia

Anabel Hernández, La Periodista Suicida

*Dice que a diario vive con una pistola en la sien pero que no dejará de profundizar en temas relacionados con el narcotráfico
*La reportera ha padecido campañas de desacreditación por más de 12 años, las cuales aumentan y reviven con nuevas publicaciones. Pero ello no impide que siga en el oficio ni tema por su vida.
*Seguirá con sus indagatorias, exiliada y con viajes ocasionales a México, pues debe permanecer alejada de su país por la seguridad personal, de familiares, vecinos y fuentes de información
PLUMA FUENTE
JUAN BERMÚDEZ

La polémica periodista Anabel Hernández asegura que aunque vive con una pistola en la sien, no dejará de profundizar investigaciones en el mundo del narco, pese a las amenazas en su contra y aún cuando las demandas que presentó no se han resuelto en el contexto de la impunidad que prevalece en México contra periodistas y el resto de los delitos denunciados.

Desde que comenzó a revelar colusiones de funcionarios con cárteles de la droga en el sexenio de Vicente Fox (2000-2006), la reportera ha padecido campañas de desacreditación por más de 12 años, las cuales aumentan y reviven con nuevas publicaciones. Pero ello no impide que siga en el oficio ni tema por su vida.

“Ninguna de estas campañas de desinformación y manipulación de lo que es mi trabajo de periodismo de investigación, y de lo que este trabajo ha contribuido para limpiar este país, no hay nadie ni nada que pueda detenerlo”, aseguró la comunicadora durante una entrevista con el autor de esta columna.

Estoy en un momento crítico diría yo, en un momento sensible, vivo con una pistola en la sien y por eso también me preocupa mi vida, por eso me preocupa mi vida, porque sé que estoy llegando a un punto de no retorno y a un punto donde las cosas que se sepan, por desgracia, van a seguir cimbrando

En sus casi tres décadas de carrera, más de la mitad se han desarrollado para ahondar en el tema del crimen organizado y los nexos en poderes políticos y económicos. De ello se derivaron dos demandas, pero una suma de acusaciones por quienes han sido mencionados en sus libros.

Ella ha revirado con al menos cuatro denuncias penales ante la Fiscalía General de la República (FGR), sin que hasta el momento tenga resultados efectivos. Aunque varios de quienes alude en reportajes cayeron finalmente en prisión por ilícitos vinculados al narcotráfico en México y Estados Unidos.

Tomás Yarrington, exgobernador de Tamaulipas (1999-2004), demandó a Anabel Hernández en 2008. El priista fue acusado en 2012 en una corte de Texas por lavar millones de dólares para los Zetas, se escapó y su arresto se logró en Italia en 2017. El año pasado se declaró culpable.

Mientras que Jorge Carpizo, exprocurador general de la república y exsecretario de Gobernación con Carlos Salinas de Gortari, también presentó recursos judiciales contra la reportera. Pero familiares del jurista optaron por no seguir la querella ante el fallecimiento del exrector de la Universidad Nacional de México por razones médicas, en 2012.
Anabel Hernández reveló que actrices, esposas y exesposas ligadas con narcotraficantes la han contactado a raíz de Emma y las otras señoras del narco (Grijalbo, 2021), libro en que exploró las relaciones familiares, sentimentales y dinámicas de mujeres involucradas en el mundo criminal, tanto aquellas de la farándula, como quienes llegaron a la intimidad con los capos desde 1980.

Contrario a ello, personajes como Galilea Montijo, Ninel Conde, Sergio Mayer y Andrés García han reaccionado con amenazas de demandas, insultos y negaciones sobre sus presuntos vínculos. En tanto, el excantante Charly López aceptó haber convivido con Edgar Valdez Villarreal, la Barbie.

“Por las reacciones virulentas, la falta de verdad que han expresado personas del mundo del espectáculo, me doy cuenta que es necesario excavar más y encontrar qué es eso que les preocupa tanto”, añadió la periodista.

El temor advertido por los aludidos sería que sus casos se profundicen en investigaciones judiciales en México o Estados Unidos, como sucedió en el pasado, por ejemplo, con el exsecretario de Seguridad Pública del expresidente Felipe Calderón (2006-2012), Genaro García Luna. Este último fue detenido en 2019 por presuntas colaboraciones con el Cártel de Sinaloa durante 19 años, lo cual se adelantó en libros de Anabel Hernández como Los señores del narco (Grijalbo, 2010).

De acuerdo con la investigadora, el crimen organizado no es un tema privado y aún si involucra cuestiones personales como sus relaciones de familia, ahí se encuentran historias que explican fenómenos de la violencia que se vive en el país.

Así como en otros años, los integrantes del grupo criminal quieren pasar desapercibidos para no perder negocios millonarios derivados de las drogas, ya sea que finjan ser empresarios, políticos, policías o estrellas de la televisión. Por ello Anabel Hernández seguirá con sus indagatorias, exiliada y con viajes ocasionales a México, pues debe permanecer alejada de su país por la seguridad personal, de familiares, vecinos y fuentes de información.

Anabel Hernández reveló que se ha reservado algunos de los nombres de las fuentes que le proporcionaron información para escribir esta obra, pues dos personas que le han proporcionado infromación fueron asesinadas y teme que vuelva a ocurrir un hecho similar.
“Vienen en el libro testigos directos de los hechos cuya identidad me he reservado, me la he reservado porque, por desgracia, a lo largo de estos años de investigación, al menos dos de mis fuentes han sido asesinados”, apuntó la periodista.
Anabel aseguró que una de sus fuentes perdió la vida después de exponer la relación que el ex secretario de Seguridad Pública durante el sexenio de Felipe Calderón, Genaro García Luna, sostuvo con narcotraficantes pertenecientes al Cártel de Sinaloa; mientras que otra persona fue asesinada por tener información sobre el Caso Iguala.
“Lo ejecutaron a plena luz del día en la Ciudad de México, otro de mis informantes, testigos directos de los hechos, era el familiar de un militar que trabajó en el 27 Batallón de Infantería aquella terrible noche en Iguala y que finalmente había accedido a hablar conmigo para decirme lo que había pasado en el Batallón, a cuántos estudiantes se habían llevado adentro y que no salieron nunca más de ahí, y cuando estaba por concretarse la cita mataron a mi fuente en Cocula mientras estaba podando un árbol en la banqueta de su casa”, aseguró.
La periodista destacó que, aún después de saber acerca de la persecución en contra de sus fuentes, aún hay quienes todavía se atreven a hacer pública su identidad:

“Ha sido una persecución brutal de este sistema corrupto criminal de México contra mis informantes. Pero hoy quiero decir que estos testigos, del nuevo libro, están dispuestos, si alguien me demanda, que no la hay todavía, a hablar. Yo he sido muy prudente en la publicación de este libro; sabemos que hablar de los nombres de las personas es una cuestión muy seria, cuando lo hago es que tengo el 1000% de la información corroborada total y absolutamente”, aseguró.

El contenido del nuevo libro de Anabel Hernández ha desatado una polémica, pues expone las relaciones que personajes de la vida pública como Galilea Montijo, Ninel Conde, Sergio Mayer o Alicia Machado han sostenido con famosos criminales.

La actriz y conductora Galilea Montijo ha amagado con presentar acciones legales en contra de la periodista, pues dio a conocer su noviazgo con Arturo Beltrán Leyva, líder de una organización criminal que se dedica al narcotráfico y otros delitos, y quien fue abatido en un operativo de la Marina en Cuernavaca, Morelos en el año 2009.
Por su parte, la escritora aseguró que no se retractará de nada de lo que ha expuesto en su libro:

“Esta investigación la he realizado con el mismo rigor y método que mis investigaciones sobre las redes de corrupción y abuso de poder. Tuve acceso a testigos directos, presenciales, de los hechos que aquí narro; personas que justamente estaban ahí, tras bambalinas, observando este mundo íntimo hasta ahora secreto. Colaboradores muy cercanos a los narcotraficantes de los que habla el libro que vieron su interacción, con sus mujeres y familia”, concluyó.
APUNTES FIDEDIGNOS
Y en otros temas, les comento estimados lectores que durante la noche de este jueves 3 de febrero se reportó que a los 90 años murió Alberto Baillères González, el cuarto empresario más rico de México. El magnate era presidente de Grupo BAL, un conglomerado de compañías mexicanas conformado por el Grupo Nacional Provincial (GNP Seguros), Medical Móvil, Grupo Profuturo y las tiendas Palacio de Hierro, entre otras.

Además, se le conocía como el Rey Midas Mexicano, debido a que también era propietario de Fresnillo, una de las minas productoras de plata más grande del mundo, la cual pertenece a la compañía Industrias Peñoles, fundada por su padre Raúl Baillères Chávez en marzo de 1887.

De acuerdo con el portal Forbes, en 2021 su fortuna ascendió a los 10,480 millones de pesos, solo superado en México por los empresarios Carlos Slim, Germán Larrea y Ricardo Salinas Pliego.

Dudas, comentarios, aclaraciones y amenazas
Twitter   @juanreportero
Enaul       [email protected]

Loading