mayo 29, 2024

Periodistas Sin Censura

La Otra Cara de la Noticia

VELATORIOS DEL ISSSTE EN CDMX, NIDO DE CORRUPTOS Y HAMBREADOS

 
*En las Unidad San Fernando, ubicada en la alcaldía Tlalpan, cobran a sobreprecio los servicios funerarios a familias de escasos recursos
 
*A los familiares de fallecidos que eran obsesos, les quieren meter a la fuerza “doble cremación” y “caja especial”
 
*En estos últimos casos, de  7 mil pesos que valen los servicios, se elevan hasta 22 mil pesos y para colmo deben ser pagados en efectivo 
PLUMA FUENTE
JUAN BERMÚDEZ

A esta columna llegó la información de que personal de los velatorios de San Fernando del ISSSTE que se encuentran ubicados en la Avenida San Fernando 517 “Rómulo Sánchez Mireles” alcaldía Tlalpan están haciendo cobros indebidos y a sobreprecio por los servicios que prestan tanto a derechohabientes como a personas externas.

 
Este es el caso de una familia que hoy perdió a una de sus integrantes; se trata de una joven –cuyo nombre omitimos a petición de sus consanguíneos- que padecía una enfermedad crónico degenerativa junto con una notoria obesidad. 
 
Ante el deceso, los familiares –quienes son de escasos recursos económicos- acudieron a dichos velatorios para solicitar los servicios funerarios con cremación toda vez que supuestamente son los más económicos y garantizables.
 
Por cada funeral o cremación deben cobrar alrededor de 7 mil pesos ya con todo incluido y eso está estipulado en su reglamento y tarifario internos.  Al parecer no es así —aunque debería de serlo- pues a la familia en cuestión le quieren “encajar el diente”.
 
Pues de esos 7 mil pesos por el servicio oficial le pretenden cobrar de manera insistente y exigente 15 mil pesos más, es decir 22 mil pesos en total mediante el absurdo argumento de que la fallecida era “muy obesa” —pesaba alrededor de 80 kilos y medía 1.60- 
 
Ante tales características, los empleados funerarios argumentan que se tiene que efectuar DOBLE CREMACIÓN y utilizar una CAJA ESPECIAL, imagínense ustedes estimados lectores, hasta donde llega la ambición, la deshumanización y la desesperación de un grupo de personas como los que trabajan en los Velatorios del ISSSTE, para saciar su hambre”.
 
Es obvio que ese dinero extra que pretenden cobrar a los familiares de la fallecida, es para repartirlo entre ellos y seguramente disfrutarlo a costa de la necesidad y el dolor ajeno de las personas. 
 
Con este tipo de situaciones no se juega ni se debe lucrar, porque a fin de cuentas, TODOS, tarde o temprano nos veremos en la necesidad de vivir en carne propia ese tipo de experiencias tan amargas, como lo es precisamente la pérdida de un ser querido, aunada a la desesperación de encontrar ayuda para efectuar el entierro o la cremación.
 
Déjenme comentarles, amables seguidores de este espacio periodístico que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado tiene tres velatorios en la CDMX que están ubicados –según las autoridades de la dependencia federal-  en puntos “estratégicos” y de mayor afluencia para “brindar sus servicios de la mejor manera” a quienes se los soliciten, y cínicamente nos comentan que nunca han cometido ningún tipo de abusos contra sus clientes externos y derechohabientes.
 
Y yo les pregunto entonces, ¿y la situación que se les plantea, salió solita, de la nada y es una invención de los familiares?; señores, cuando menos tengan la decencia de ser congruentes con lo que dicen. Conecten el cerebro con la lengua -si es que lo tienen- porque lengua notamos que tienen mucha y de sobra, para colmo, viperina.
 
De hecho no es la primera vez que se denuncia este tipo de situaciones en los velatorios del ISSSTE, pues incluso frente a las tres unidades que se ubican en la capital se han efectuado violentas manifestaciones y con pancartas debido a los abusos que constantemente comenten los encargados a través de sus empleados, quienes insisto, demuestran que son unos viles hambreados y corruptos.
 
Aquí les presento algunos testimonios de quienes han sido víctimas de los actos de corrupción que cometen los empleados 
del velatorio San Fernando:
 
“El servicio es bueno, lo malo es querer lucrar en el peor momento, nos ofrecieron una supuesta preacta en 300 pesos y que deben regalar, nos pidieron 1500 para el embalsamador y del total que se pagó, casi 10 mil pesos solo facturan 2000, entonces me hace sospechar que el resto es para ellos”, comenta el señor Víctor
 
“El día que hablé para solicitar el servicio, la persona que me atendió me dijo que si iba a recoger a mi familiar, pero ocho días después porque tenía mucho trabajo, mientras que buscara donde lo podía mantener en frío. No dió ninguna solución o alternativa. Poca empatía por parte de los empleados, no es mala la Institución, si no los empleados que no le tienen respeto a su trabajo”, señala Artuto Montes.
 
“Lo último que necesita una familia con una pérdida, es un camillero que llegue gritando con intención de interrumpir el último rezo y llevarse al difunto sin pedir permiso y de forma grosera. Si quieren un servicio respetuoso, no deberían considerar este lugar como opción”, indica Mariana Rodríguez.
 
Pese a las numerosas acusaciones de abusos y corrupción que obran en contra de los velatorios del ISSSTE en específico del que se encuentra en la zona de San Fernando, las autoridades de salud se han deslindado de esta situación, lo cual ha permitido que siga creciendo y por ende, más víctimas caigan en las garras de esa bola de ladrones.
 
APUNTES FIDEDIGNOS
 
Y hablando de injusticias, también llegó a este espacio una denuncia que hacen profesores del Instituto Politécnico Nacional (IPN), quienes argumentan que desde hace seis meses las autoridades de esa casa de estudios no les han pagado sus salarios correspondientes. Reproducimos el escrito de forma textual:
A quien corresponda;
 
Nos dirigimos a ustedes buscando apoyo debido a que en nuestro lugar de trabajo estamos pasando por una etapa difícil, debido a que no hemos recibimos nuestros pagos por concepto de servicios profesionales en tiempo y forma desde hace ya medio año. 
 
Dicha problemática se anunció desde el primer semestre del año, fecha en la que nos comentaron que los pagos se retrasaban debido a que los recursos no eran liberados en tiempo por parte del fideicomiso del IPN. Posterior a ello, en el segundo semestre las dificultades han incrementado al grado que ni siquiera nos han pagado.
 
Las razones que expone el área de cursos financieros caen en las excusas y en el señalar a culpables que van desde el personal de recursos financieros de área central, el área de sistemas de la misma sección, el cierre del fideicomiso del IPN, y hasta nosotros mismos, porque, según argumentan, entregamos a destiempo nuestros documentos. Dicha afirmación contradice la realidad, pues hemos atendido todo cuanto nos han pedido. Esto pese a que nuestro trabajo se ha multiplicado debido a las actuales circunstancias que demandan los cursos en línea.
 
Al inicio del semestre entendimos que los cambios en la forma de los pagos no eran por parte de ESCA Tepepan, pero, conforme pasaba el tiempo, las áreas correspondientes sólo mostraron apatía por solucionar el modo de pagar, así como la solicitud de procesos y formatos extendidos, cuya requisición prometía responder a la pronta solución de la retención de nuestros pagos; compromiso que, a la fecha, no se ha cumplido.
 
Asimismo, resaltamos que otras escuelas ya pagaron a todos sus maestros los cursos pendientes, hecho que, lamentablemente, la Esca Tepepan no comparte con sus homólogas instituciones, pese a regirse por las mismas condiciones fiscales. Dicha situación preocupa ampliamente debido al cierre del año administrativo, pues, pese a que nuestra labor tanto administrativa como académica ya concluyó, aun no tenemos fecha de pago. 
 
El contador responsable de recursos financieros Santos Molina y el director el contador José Alfredo Benítez siempre han mostrado desinterés por realizar nuestros pagos en tiempo. A razón de estos hechos, pedimos la intervención de la M. C. E. Yessica Gasca Castillo directora de Recursos Financieros del IPN, M. A. P. María Dolores Rojas Gutierrez, Directora de Formación de Lenguas del IPN, el Lic. Federico Anaya Gallardo Abogado General del IPN y del Dr. Arturo Reyes Sandoval, Director General del Instituto Politécnico Nacional.
 
Cabe considerar que, pese a que hemos respondido favorablemente a  todo lo ordenado por nuestras autoridades y hemos  mantenido nuestro compromiso con el alumnado, hemos sido tratados de la peor manera. Es inhumano trabajar medio año sin recibir un ingreso ya ganado mes a mes, pues nuestras familias demandan gastos, los cuales no pueden ser cubiertos debido a la falta de compromiso de nuestra autoridad. Aunado a esto, muchos de nosotros, así como nuestras familias, dependemos económicamente solo de los CELEX de la ESCA Tepepan. 
 
Nos disculpamos por no mencionar un solo nombre de los 57 profesores aquí involucrados, pero sabemos que, de hacerlo, tomarían represalias en nuestra contra y seríamos despedidos en los siguientes cursos.
Agradecemos el apoyo que puedan brindar a nuestras súplicas y reiteramos nuestro compromiso para con el Instituto.
 
Dudas, comentarios, aclaraciones y amenazas:
 
Twitter @juanreportero
 

Loading